Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

Humble response to your letter being circulated on the Internet

El poder transformador del Espíritu Santo

El poder transformador del Espíritu Santo, 22 de julio
Pues... Dios... nos dio su Espíritu Santo. 1 Tesalonicenses 4:7, 8.{RJ 209.1}
Cuando el poder del Espíritu Santo se aprecia y siente en el corazón, se exhibirá mucho menos el yo, y se revelará mucho más el sentimiento de hermandad humana. Nuestra parte no es exhibir el yo, sino permitir que el Espíritu Santo obre en nosotros. De esta manera, los hombres y las mujeres que se engañan a sí mismos podrían ser rescatados del error.{RJ 209.2}
Todos, grandes o pequeños, si no son convertidos, están en una plataforma común. Los hombres pueden volverse de una doctrina a otra. Esto se está haciendo, y se lo seguirá haciendo... sin embargo ellos no saben nada del significado de las palabras: “Os daré corazón nuevo”. Ezequiel 36:26. El aceptar nuevas teorías, y el unirse a una iglesia no brinda vida nueva a nadie, aun cuando la iglesia a la que se una pueda estar establecida sobre el verdadero fundamento. El conectarse con una iglesia no reemplaza a la conversión. Suscribir el nombre al credo de una iglesia no tiene valor para nadie, si el corazón no ha cambiado realmente.{RJ 209.3}
Esta es una cuestión seria, y su significado debe ser captado plenamente. Los hombres pueden ser miembros de iglesia, y aparentemente trabajar con fervor, realizando una seme de tareas de año en año, y aún permanecer no convertidos... Pero cuando se recibe la verdad como verdad en el corazón, pasa por la conciencia, y cautiva el alma con sus principios puros. Es puesta en el corazón por el Espíritu Santo, quien revela su belleza a la mente, para que su poder transformador pueda advertirse en el carácter...{RJ 209.4}
Con la gran verdad que tenemos el privilegio de recibir, debemos—y, bajo el poder del Espíritu Santo, podemos—llegar a ser canales vivientes de luz. Entonces podemos acercarnos al propiciatorio; y al ver el arco iris de la promesa, arrodillarnos con corazón contrito, y buscar el reino de los cielos con una vehemencia espiritual que traerá su propia recompensa. Lo tomaremos por la fuerza, como lo hizo Jacob. Entonces nuestro mensaje será poder de Dios para salvación. Nuestras súplicas serán llenas de fervor, colmadas del sentimiento de nuestra gran necesidad; y no nos serán negadas. La verdad será expresada por la vida y el carácter y los labios tocados con el carbón encendido tomado del altar de Dios.{RJ 209.5}
Cuando esta experiencia sea nuestra, seremos levantados de nuestro pobre y miserable yo que hemos acariciado tan tiernamente. Vaciaremos nuestros corazones del poder corrosivo del egoísmo, y seremos henchidos de alabanza y gratitud a Dios. Magnificaremos al Señor, el Dios de toda gracia, quien ha magnificado a Cristo. Y El revelará su poder por medio de nosotros, haciéndonos como hoces agudas en el campo de cosecha. Dios llama a su pueblo a revelarlo.—The Review and Herald, 14 de febrero de 1899.{RJ 209.6}
https://egwwritings.org/?ref=es_RJ.209

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...