Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

Humble response to your letter being circulated on the Internet

La persecución en los días de Cristo y ahora

La persecución en los días de Cristo y ahora, 29 de agosto
“Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán”. Juan 15:20.{CT 250.1}
Leemos en Lucas que Cristo, en la sinagoga de Nazaret al leer del profeta Isaías, se proclamó como el Ungido: “El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor”...{CT 250.2}
Entonces Satanás les susurró su incredulidad y [quienes estaban en la sinagoga] dijeron: “¿No es éste el Hijo de José?”... Con cuánta rapidez cambió la corriente y se llenaron de locura y saña contra Jesús porque colocó delante de ellos la apostasía espiritual en que vivían. “Y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada la ciudad de ellos, para despeñarle”. Pero hubo ángeles del cielo que protegieron a Jesús en su misión. Y, pasando por en medio de ellos, se alejó...{CT 250.3}
Herodes y las autoridades malvadas ejecutaron al Justo, pero Cristo nunca mató a nadie y podemos atribuir este espíritu de persecución a su originador, Satanás, porque es evidente que los hombres desean libertad de conciencia. Satanás es un engañador, un mentiroso y un acusador de sus hermanos. Disfruta viendo la miseria humana. Se regocija al ver la angustia y a medida que vemos fieras persecuciones de aquellos que debieron obedecer a Dios según los dictados de su propia conciencia, podemos reconocer que éste es el misterio de la iniquidad... De un modo singular, Cristo hirió la cabeza de la serpiente, pero la profecía es de largo alcance. Y esta declaración se refiere a un conflicto constante hasta el fin del tiempo, entre Cristo y sus seguidores y Satanás, sus ángeles y los agentes humanos en esta tierra.{CT 250.4}
Este conflicto se inició en torno al Hijo de Dios. Él fue afligido, despreciado y rechazado de los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto. La Majestad del cielo debió dejar, vez tras vez, la escena de su labor porque Satanás magulló su talón. Finalmente, la malignidad de Satanás alcanzó su poder extremo cuando inspiró y controló las mentes de los hombres malvados para que lo crucificaran...{CT 250.5}
La enemistad de Satanás, fiera y decidida, se extenderá ahora contra los seguidores de Jesús. Cristo les dijo a sus fieles: “Si a mí me han perseguido; también a vosotros os perseguirán”. No podrá haber enemistad entre los ángeles caídos y los hombres caídos que han participado de las mismas obras y actividades de Satanás... El mal, dondequiera que se manifieste, rechazando la luz y la verdad y apartándose del Dios viviente, siempre se confabulará en contra de la justicia y de la obediencia.—Manuscrito 62, 1886.{CT 250.6}
https://egwwritings.org/?ref=es_CT.250

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...