Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

Humble response to your letter being circulated on the Internet

El humilde será el más grande en el reino

El humilde será el más grande en el reino, 4 de septiembre
Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos.Mateo 18:4.{RJ 253.1}
Los discípulos habían estado recién disputando acerca de quién sería el mayor en el reino de los cielos. No podían ponerse de acuerdo. Uno reclamaba el honor para sí mismo; otro también. Ninguno de los discípulos presentaba el estado de ánimo adecuado para comprender el significado de los próximos eventos, o para apreciar la solemnidad de la presente ocasión. No estaban preparados para participar en la comida de la Pascua.{RJ 253.2}
Cristo los observaba con tristeza. Sabía que delante de ellos había pruebas y su gran corazón de amor se extendió hacia ellos con tierna compasión y simpatía. Como una manifestación de amor para ellos, “se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido”Juan 13:4, 5. Esto fue un gran reproche para todos ellos...{RJ 253.3}
“Así que, después que les hubo lavado los pies, tomó su manto, volvió a la mesa, y les dijo: ¿Sabéis lo que os he hecho? Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis”Juan 13:12-15.{RJ 253.4}
Con el rito de humildad se nos enseña una impresionante lección. Cristo nos había mostrado la necesidad de caminar humildemente delante de Dios, y de tomar conciencia de lo que El había hecho por nosotros por medio del don de su Hijo. Cristo sabía que sus discípulos nunca olvidarían la lección de humildad que les había dado en la última cena. Al tomar sobre sí mismo la forma más humilde de servicio, administró a los doce el reproche más severo que pudiera haberles dado.{RJ 253.5}
En el capítulo dieciocho de Mateo está registrada otra lección de humildad. Estas lecciones en la Palabra son ofrecidas para nuestra admonición. Quienes se niegan a beneficiarse con ellas, no tienen excusa.{RJ 253.6}
Los discípulos “vinieron a Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos? Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos, y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos”Mateo 18:1-4.{RJ 253.7}
Muchos no se dan cuenta de que al caminar humildemente con Dios nos ubicamos en una posición donde el enemigo no puede aventajarnos... Sólo cuando nos sometemos, como hijos obedientes, a ser enseñados y disciplinados, Dios puede usarnos para su gloria.—Manuscrito 102, de 1904.{RJ 253.8}
https://egwwritings.org/?ref=es_RJ.250

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...