Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

Humble response to your letter being circulated on the Internet

Los métodos de preparación de Dios difieren de los de los hombres

Los métodos de preparación de Dios difieren de los de los hombres, 2 de abril
“Pero Moisés huyó de delante de Faraón, y habitó en la tierra de Madián”. Éxodo 2:15.{CT 101.1}
Moisés dedicó cuarenta años de su vida a pastorear ovejas, para prepararse con el fin de conocerse a sí mismo y purificarse mediante la abnegación, para que el Señor pudiera cumplir su voluntad en él. Jesús no quiere que sus obreros sean meras máquinas, en lo que a intelectualidad o a sentimientos se refiere. Ambas cosas son necesarias para la obra, pero estos elementos del carácter humano deben purificarse de sus defectos, no meramente hablando de la voluntad de Dios, sino haciéndola. “El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá... la doctrina”. El Señor estaba preparando a Moisés. Lo sometió a un largo proceso de entrenamiento mental, para que fuera el capitán de los ejércitos de Israel.{CT 101.2}
Los hombres señalados por Dios recibirán su inspiración, pero no los que tengan un alto concepto de su superioridad mental. Porque todo hombre a quien Dios use para hacer su voluntad, debe tener un humilde concepto de sí mismo, y debe buscar la luz con fervor perseverante. Dios no quiere que nadie se convierta en un novato, se sumerja en una humildad voluntaria y se incapacite cada vez más. El Señor invita a todos aquellos con quienes trabaja a que se esfuercen mentalmente al máximo, y que oren, esperen y crean al máximo también.{CT 101.3}
Muchos, como Moisés, han tenido que desaprender bastante para aprender precisamente las lecciones que necesitaban. Moisés tuvo que prepararse mediante la más severa disciplina mental y moral, y Dios trabajó con él antes que estuviera en condiciones de educar la mente y el corazón de los demás. Había recibido su instrucción en la corte egipcia. No se escatimó nada para prepararlo con el fin de que llegara a ser un general de los ejércitos de Egipto. Las falsas teorías de los idólatras egipcios habían penetrado en su mente, y no se podía desembarazar fácilmente de las influencias que lo rodeaban y de las cosas que veía.{CT 101.4}
Esta es la experiencia de muchos que han recibido una falsa preparación en cualquier sentido. Era necesario quitar de la mente de Moisés todo resabio idólatra de tradiciones paganas, poco a poco y punto por punto. En muchos aspectos fue Jetro quien, según su criterio, lo ayudó a orientarse en la fe correcta. [Moisés] se estaba orientando ahora hacia lo alto donde podía contemplar a Dios con sinceridad de corazón. Así Jehová Dios se reveló a Moisés. La amplia preparación intelectual que había recibido en Egipto, sus labores pastoriles en medio de las montañas, viviendo al aire libre; lo transformaron en un poderoso pensador y en un vigoroso hacedor de la Palabra de Dios.—Manuscrito 45, 1890.{CT 101.5}
Los métodos de preparación de Dios difieren de los de los hombres, 2 de abril
“Pero Moisés huyó de delante de Faraón, y habitó en la tierra de Madián”. Éxodo 2:15.{CT 101.1}
Moisés dedicó cuarenta años de su vida a pastorear ovejas, para prepararse con el fin de conocerse a sí mismo y purificarse mediante la abnegación, para que el Señor pudiera cumplir su voluntad en él. Jesús no quiere que sus obreros sean meras máquinas, en lo que a intelectualidad o a sentimientos se refiere. Ambas cosas son necesarias para la obra, pero estos elementos del carácter humano deben purificarse de sus defectos, no meramente hablando de la voluntad de Dios, sino haciéndola. “El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá... la doctrina”. El Señor estaba preparando a Moisés. Lo sometió a un largo proceso de entrenamiento mental, para que fuera el capitán de los ejércitos de Israel.{CT 101.2}
Los hombres señalados por Dios recibirán su inspiración, pero no los que tengan un alto concepto de su superioridad mental. Porque todo hombre a quien Dios use para hacer su voluntad, debe tener un humilde concepto de sí mismo, y debe buscar la luz con fervor perseverante. Dios no quiere que nadie se convierta en un novato, se sumerja en una humildad voluntaria y se incapacite cada vez más. El Señor invita a todos aquellos con quienes trabaja a que se esfuercen mentalmente al máximo, y que oren, esperen y crean al máximo también.{CT 101.3}
Muchos, como Moisés, han tenido que desaprender bastante para aprender precisamente las lecciones que necesitaban. Moisés tuvo que prepararse mediante la más severa disciplina mental y moral, y Dios trabajó con él antes que estuviera en condiciones de educar la mente y el corazón de los demás. Había recibido su instrucción en la corte egipcia. No se escatimó nada para prepararlo con el fin de que llegara a ser un general de los ejércitos de Egipto. Las falsas teorías de los idólatras egipcios habían penetrado en su mente, y no se podía desembarazar fácilmente de las influencias que lo rodeaban y de las cosas que veía.{CT 101.4}

Esta es la experiencia de muchos que han recibido una falsa preparación en cualquier sentido. Era necesario quitar de la mente de Moisés todo resabio idólatra de tradiciones paganas, poco a poco y punto por punto. En muchos aspectos fue Jetro quien, según su criterio, lo ayudó a orientarse en la fe correcta. [Moisés] se estaba orientando ahora hacia lo alto donde podía contemplar a Dios con sinceridad de corazón. Así Jehová Dios se reveló a Moisés. La amplia preparación intelectual que había recibido en Egipto, sus labores pastoriles en medio de las montañas, viviendo al aire libre; lo transformaron en un poderoso pensador y en un vigoroso hacedor de la Palabra de Dios.—Manuscrito 45, 1890.{CT 101.5}
https://egwwritings.org/?ref=es_CT.101

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...