Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

Humble response to your letter being circulated on the Internet

Fortaleza para la lucha, 8 de febrero

Fortaleza para la lucha, 8 de febrero
Porque Jehová el Señor me ayudará, por tanto no me avergoncé; por eso puse mi rostro como un pedernal, y sé que no seré avergonzado. Isaías 50:7{CDCD 45.1}

Usted ha sido comprada por un precio infinito y no se pertenece. Su alma, su cuerpo y su espíritu pertenecen a Jesucristo y, con toda humildad, pero con firmeza y decisión, debiera decir: “Pertenezco al Señor. Lo serviré con todo mi corazón, mi mente, y mis fuerzas”. {CDCD 45.2}
No se desanime si encuentra oposición. Por ahora puede resultar placentero dejarse llevar por la corriente porque es fácil descender de la justicia y la santidad a las tinieblas y la transgresión, mientras quien trata de alcanzar las playas eternas tiene que combatir contra viento y marea. El mundo respeta, estima y admira la fe y la religión que no manifiestan un espíritu agresivo ni despliegan una actividad heroica, sino que, por el contrario, se han contaminado con las corrientes mundanas... {CDCD 45.3}
La burla que procede de los que desprecian la verdad de Dios, es un cumplido para la integridad cristiana. Si perteneciera al mundo, podría gozar de sus sonrisas, su alabanza y su aplauso. Si Jesucristo, la esperanza de gloria, mora en usted, su espiritualidad rechazará el orgullo y las extravagancias del mundo... {CDCD 45.4}
La oposición que encuentra le resultará ventajosa en muchos sentidos. Desarrollará ciertas virtudes cristianas que rara vez surgen en la senda de la prosperidad y a plena luz del sol. La fe, la paciencia, la tolerancia, la espiritualidad, una creciente confianza en la Providencia, son frutos que aparecen y maduran en medio de las nubes, las tinieblas y la tempestad. El árbol solitario expuesto a la furia de los vientos y las tormentas no será desarraigado por el huracán, sino que hundirá más y más sus raíces y extenderá sus ramas en todas direcciones, embelleciéndose y fortaleciéndose como resultado de soportar la tormenta. Este puede ser su caso. Puede carecer de simpatía y apoyo humano y sentir que su única esperanza consiste en levantar los brazos en súplica a Dios y depender sólo del Redentor para que su alma desvalida reciba auxilio. Dicho auxilio, enviado por el cielo, será exactamente lo que necesita... {CDCD 45.5}

Si teme a Dios, no necesita temer nada más. Si lo complace, obtendrá todo lo que su alma anhela.—Carta 4a, del 8 de febrero de 1880, dirigida a la Hna. Brigs. {CDCD 45.6}

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...