Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

Humble response to your letter being circulated on the Internet

Cómo obtener fortaleza espiritual

Cómo obtener fortaleza espiritual, 24 de abril
Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí.Juan 5:39.{RJ 120.1}
El Espíritu de Dios está junto a cada verdadero escudriñador de la Palabra de Dios, capacitándolo para descubrir las gemas escondidas de verdad. La iluminación divina acude a su mente, estampando la verdad en él con renovada y fresca importancia. Rebosa de un gozo nunca antes experimentado. La paz de Dios descansa sobre él. Comprende la hermosura de la verdad como nunca antes. Una luz celestial resplandece sobre la Palabra, haciéndola aparecer como si cada letra estuviera matizada con oro. Dios mismo habla al corazón, haciendo de su Palabra espíritu y vida.{RJ 120.2}
Recibir los elementos vivos de las Escrituras y hacer la voluntad de Dios significa vida eterna. Esto es lo que quiere decir comer la carne y beber la sangre del Hijo de Dios. Es privilegio de todos consumir el pan del cielo por medio del estudio de la Palabra, y fortalecer así los tendones y músculos espirituales...{RJ 120.3}
Se sirve un rico banquete a quienes aceptan a Cristo como Salvador personal. Día tras día, a medida que ellos consumen su Palabra, son nutridos y fortalecidos.{RJ 120.4}
¿Por qué el pueblo de Dios hace caso omiso de las palabras del gran Maestro? ¿Por qué confían en los seres humanos para obtener ayuda y aliento, cuando tienen la grandiosa y magnífica promesa: “El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él. Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí... el que come de este pan, vivirá eternamente”Juan 6:56-58?{RJ 120.5}
Quienes consuman el banquete provisto para ellos obtendrán una experiencia del más alto valor. Verán que, comparada con la Palabra de Dios, la palabra del hombre es lo que la paja es al trigo.{RJ 120.6}
En todo plan que hacemos, debemos actuar dependiendo enteramente de Dios, o seremos engañados por una apariencia en vez de ver la realidad...{RJ 120.7}
Por razón del deterioro del cuerpo, la sangre debe renovarse constantemente por medio del alimento. Así debe ocurrir en nuestra vida espiritual. Diariamente se debe recibir, creer y obrar la Palabra. Cristo debe morar en nosotros, energizando el ser entero, renovando la sangre vital del alma. Su ejemplo ha de ser nuestro guía. En nuestro trato con los demás debemos revelar su simpatía. Debe haber una obra real de la gracia de Cristo en nuestros corazones. Entonces diremos con el apóstol: “Ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí” Gálatas 2:20. La permanencia de la vida de Cristo en el alma es causa de gozo y prenda de nuestra gloria.—The Review and Herald, 1 de octubre de 1901.{RJ 120.8}
https://egwwritings.org/?ref=es_RJ.120

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...