Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

La importancia de la estricta temperancia

La importancia de la estricta temperancia, 8 de mayo
¡Bienaventurada tú, tierra, cuando... tus príncipes comen a su hora, para reponer sus fuerzas y no para beber! Eclesiastés 10:17{RJ 134.1}
De la experiencia de estos jóvenes [hebreos] surge una lección que todos haríamos bien en considerar. Nuestro peligro no viene de la escasez, sino de la abundancia. Constantemente estamos tentados a excedernos. Pero los que han de preservar sus facultades intactas para el servicio de Dios deben observar estricta temperancia en el uso de todas las dádivas del Señor, así como completa abstinencia de toda gratificación dañina y degradante. {RJ 134.2}
Los hábitos físicos correctos promueven la superioridad mental. La energía intelectual, la fortaleza física y la longevidad dependen de leyes inmutables. No hay casualidad, no hay azar, en esta materia. El Cielo no va interferir para preservar a los hombres de las consecuencias de la violación de las leyes de la naturaleza. Es muy cierto el adagio de que todo hombre es el arquitecto de su propio destino. Si bien los padres son responsables por el sello del carácter, así como por la educación y preparación que dan a sus hijos e hijas, también es cierto que nuestra posición y utilidad en el mundo dependen, en gran medida, de nuestro propio curso de acción. {RJ 134.3}
Recuerden los adultos y los jóvenes que por cada violación de las leyes de la vida, la naturaleza expresará su protesta. La penalidad caerá sobre las facultades tanto mentales como físicas. Y no se circunscribe al culpable de frivolidad. Los efectos de sus fechorías se echan de ver en su descendencia, y así se transmiten los males hereditarios aun hasta la tercera y cuarta generación... {RJ 134.4}
Estamos sufriendo por los hábitos erróneos de nuestros padres, y sin embargo ¡cuántos toman un curso en todo sentido peor que el de ellos! Cada año se beben millones de litros de licores intoxicantes, y se gastan millones de dólares en tabaco. Opio, té, café, tabaco y licores intoxicantes están extinguiendo rápidamente la chispa de la vitalidad que aún queda en la raza humana... {RJ 134.5}
El uso de licor intoxicante destrona a la razón y endurece el corazón contra toda influencia pura y santa... {RJ 134.6}
Hoy se necesitan hombres como Daniel—hombres que tengan la autodisciplina y el coraje de ser reformadores radicales en favor de la temperancia. Vele todo cristiano para que su ejemplo e influencia estén del lado de la reforma. Los ministros del Evangelio sean fieles en instruir y amonestar a la gente. Y recordemos todos que nuestra felicidad en dos mundos depende del adecuado mejoramiento de uno.—The Signs of the Times, 11 de febrero de 1886{RJ 134.7}
https://egwwritings.org/?ref=es_RJ.134&para=1754.1062

Fwd: Devoción Matutina en español



Devoción Matutina en español

May 7, 2019


La gracia, un educador

Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús... el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo. 1 Corintios 1:4, 8.

En este mundo tenemos deberes temporales que cumplir, y en la realización de esos deberes estamos formando caracteres que soportarán la prueba del juicio o serán pesados en la balanza y hallados faltos. Podemos cumplir con los más pequeños deberes noble, firme, fielmente como si viéramos que toda la hueste celestial

nos contempla. Aprended una lección del jardinero. Si quiere que crezca una planta, la cultiva y poda, la riega, da vuelta la tierra en torno a sus raíces, la planta donde la luz del sol la beneficie, y día tras día trabaja con ella; y no mediante esfuerzos violentos sino por actos constantemente repetidos consigue que el arbusto llegue a su forma perfecta y su florecimiento sea pleno.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo obra como un educador sobre el corazón y la mente. La continua influencia de su Espíritu sobre el alma educa, modela y da forma al carácter a la semejanza del modelo divino. Recuerden los jóvenes que una repetición de actos forma hábitos, y los hábitos el carácter... El amor de Cristo ¿es un agente viviente y activo en vuestra alma que os corrige, reforma y refina, y os purifica de vuestras malas prácticas? Hay la necesidad de cultivar cada gracia que Jesús, por medio de sus sufrimientos y su muerte, ha colocado dentro de nuestro alcance. Habéis de manifestar la gracia que se os ha concedido tan ricamente...

Los mandamientos de Dios son amplísimos, y el Señor no se agrada con el desorden de sus hijos, con sus vidas malogradas por los defectos, y su experiencia religiosa aquejada de invalidez, su crecimiento en la gracia empequeñecido porque persisten en fomentar deficiencias heredadas y cultivadas... si la gracia de Cristo no puede remediar esos defectos, ¿qué pues constituye la transformación del carácter?— The Youth's Instructor, 7 de septiembre de 1893.

Disfrutar del rico banquete que se encuentra en la palabra, 25 de abril

Disfrutar del rico banquete que se encuentra en la palabra, 25 de abril

Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él. 1 Juan 2:27. {SSJ 122.1}
Creamos en la Palabra de Dios. Quien se alimente de ese modo del Pan del cielo, y se nutra así todos los días, sabrá qué significan las palabras: "No tenéis necesidad de que nadie os enseñe". Disponemos de lecciones puras disponibles de los labios de nuestro Dueño, quien nos ha comprado por el precio de su propia sangre. La preciosa Palabra de Dios es un fundamento sólido sobre el cual podemos construir. Cuando aparezca la gente con sus suposiciones, díganles que el gran Maestro les ha dejado su Palabra, que es de incalculable valor, y que ha enviado un Consolador en su propio nombre, es a saber, el Espíritu Santo. "Él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho". Juan 14:26. {SSJ 122.2}

Aquí se nos presenta un rico banquete, del cual pueden participar todos los que creen que Cristo es su Salvador personal. Es el árbol de la vida para todos los que sigan alimentándose de él.—Cada Día con Dios, 292. {SSJ 122.3}

Se me ha ordenado que pregunte a los que profesan recibir a Cristo como su Salvador personal: ¿Por qué no hacen caso de las palabras del Gran Maestro, y envían sus cartas a seres humanos para conseguir palabras de consuelo? ¿Por qué confían en la ayuda humana cuando tienen las numerosas, plenas y grandes promesas: "El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece y yo en él... Éste es el pan que descendió del cielo; no como vuestros padres comieron el maná, y murieron; el que come de este pan, vivirá eternamente" Juan 6:56, 58? Pueden morir, pero la vida de Cristo en ellos es eterna, y serán resucitados en el último día. "El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida" Juan 6:63... {SSJ 122.4}

Se me ha instruido por la Palabra de Dios que sus promesas son para mí y para cada hijo e hija de Dios. El banquete está puesto delante de nosotros; estamos invitados a comer la Palabra de Dios que fortalecerá cada músculo y tendón espirituales.—Manuscript Releases, 132, 133. {SSJ 122.5}