Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

Humble response to your letter being circulated on the Internet

Una voz clara entre otras voces

Una voz clara entre otras voces, 24 de abril
Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda. Isaías 30:21.{RP 125.1}
Entre la confusión de doctrinas engañosas, el Espíritu de Dios será un guía y un escudo para los que no han rechazado las evidencias de la verdad. El silencia todas las otras voces que no provienen de quien es la verdad y la vida. A cada creyente el Señor le da la oportunidad de escuchar la voz del verdadero Pastor, y de recibir el conocimiento de Dios y de nuestro Salvador. Cuando el corazón acepta la verdad como precioso tesoro, Cristo, que es la esperanza de gloria, mora dentro del creyente, mientras todo el universo exclama: ¡Amén y amén! Hay total necesidad del poder regenerador del Espíritu Santo. No tenemos tiempo para consultar con la carne y con la sangre.{RP 125.2}
Necesitamos de la iluminación divina. Cada persona trata de ser un centro de influencia; pero hasta que el Señor no obre en favor de su pueblo, no se verá que la subordinación a Dios es la única seguridad para el creyente. La gracia transformadora en el corazón humano conducirá a la unidad que aún no se ha logrado; todos los que lleguen a estar en Cristo tendrán armonía entre ellos. El Espíritu es el que crea la unidad.{RP 125.3}
“El me glorificará”. Juan 16:14. “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”. Juan 17:3. El Espíritu Santo glorifica a Dios al manifestarse en el carácter de los creyentes que le dedican su supremo afecto, y al revelar en ellos su carácter.{RP 125.4}
Sus hijos ven claramente que jamás hubo ninguna justicia a no ser la divina, y que en el mundo no hay nada realmente bueno a no ser que provenga de Dios. Cuando el Espíritu fue derramado desde lo alto, la iglesia se inundó de luz, porque Cristo es la fuente que la genera. Su nombre estuvo en todos los idiomas, su amor llenó cada corazón. Así será cuando descienda el ángel del cielo con gran poder, entonces la tierra será iluminada con su gloria...{RP 125.5}
El regalo del Espíritu Santo, rico, abundante, total, es para su iglesia como un muro de fuego que la rodea, y contra ella no podrán prevalecer los poderes del infierno. En su inmaculada pureza y perfección, Cristo mira a su pueblo como la recompensa de su sacrificio, de su humillación, de su amor y la extensión de su gloria, siendo él el gran centro del cual irradia to-do esplendor.—The Home Missionary, 2 de noviembre de 1893.{RP 125.6}
https://egwwritings.org/?ref=es_RP.131

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...