Ir al contenido principal

Cada Día con Dios


Un sueño admonitorio, 9 de mayo https://ift.tt/ma6EWKx ¡Ay del que da de beber a su prójimo! ¡Ay de ti, que le acercas tu hiel, y le embriagas para mirar su desnudez! Habacuc 2:15. Soñaba que me preguntaba por qué usted estaba tan a menudo tan lejos de su hogar y su familia, de la casa de Dios los sábados y de las reuniones de oración. En cierto momento me encontraba a bordo de su barco. Allí había hombres alegres, que conversaban y se reían, decían chistes y jugaban a las cartas. Usted estaba con ellos. Vi la mesa preparada con cierta clase de alimentos adecuada para satisfacer el apetito pervertido de los miembros del grupo. Escuché que pedían licor. Miré asombrada al escuchar su voz, ..................... ............, un presunto discípulo de Cristo, que supuestamente espera su aparición y se está preparando para ella y que decía: “Aquí, caballeros”. Colocaron delante de ellos vinos de distintos tipos y participaron de ellos y usted bebió con ellos... El joven que me ha explicado tantas veces mis sueños le habló y dijo: -¡Comiendo y bebiendo con los borrachos!... ¿Quién compró estas botellas de bebida? -Yo las compré -contestó usted- porque no puedo conseguir compañeros para salir conmigo a navegar, a menos que complazca su apetito en este sentido. Esta es suficiente evidencia de que usted no está complaciendo a Dios, y que se está poniendo en el terreno de Satanás, para que lo tiente. Está haciendo un terrible sacrificio al dar satisfacción a su amor desorbitado por salir a navergar... Después de ese sueño tuve otro. Soñaba que usted estaba fumando de nuevo. Pensé en esos hábitos miserables, que una vez usted venció, y que los ha adoptado de nuevo; usted está retrocediendo paso a paso rumbo a la oscuridad, para vender su alma por muy bajo precio... Le advierto, como una madre lo haría con su hijo, que evite lo que pone en peligro su condición moral, lo que puede provocar su desgracia si cultiva apetitos pervertidos... Le envío estas pocas páginas como embajadora de Cristo. Cuídese de no despreciar la amonestación que se le ha dado. Con amor, Elena G. de White.—Carta 5, del 9 de mayo de 1877.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

LA IGLESIA ADVENTISTA NO ES BABILONIA... ¡ES LAODICEA!

Conozco la Iglesia Adventista desde mi niñez (7 años) y sé que es la Iglesia Verdadera. Lo he sabido desde que mis papás encontraron en la Biblia la verdad del sábado y buscaron la iglesia que respetara los mandamientos de Dios y encontraron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde entonces he tenido la convicción de que la Iglesia Adventista es la Iglesia Verdadera, por cuanto es la única que predica la verdad completa y cumple los dos requisitos que ESTÁN ESCRITOS tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: ANTIGUO TESTAMENTO: “!!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”(Isaías 8:20) NUEVO TESTAMENTO “ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Apocalipsis 14:12) “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesu