Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

La Biblia: la palabra de Dios para usted, 7 de febrero

La Biblia: la palabra de Dios para usted, 7 de febrero
Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí. Juan 5:39{ATO 50.1}

“Escudriñad las Escrituras”. Estas son palabras que nos vienen de Cristo. Si fuera esencial que escudriñemos los escritos de los Padres [de la iglesia], Cristo nos lo hubiera dicho. No todos los Padres dicen lo mismo. ¿A cuál de ellos escogeremos como guía? No necesitamos confiar en algo incierto. Podemos dejar de lado a los Padres y aprender acerca de Dios en su Palabra. Esta es la vida eterna, conocer a Dios ¡Oh, cuán agradecidos debiéramos sentirnos de que la Biblia es la inspirada Palabra de Dios! Los santos hombres de antaño escribieron esta Palabra impulsados por el Espíritu. Dios no dejó su Palabra librada a la memoria de los hombres para que éstos la comunicaran de generación a generación mediante la transmisión oral y el desarrollo de la tradición. Si lo hubiera hecho así, gradualmente la Palabra hubiera tenido añadiduras humanas. Se habría requerido que recibiéramos lo que no es inspirado. Agradezcamos a Dios por su Palabra escrita. {ATO 50.2}

No todos los comentarios escritos acerca de la Palabra de Dios coinciden. A menudo se contradicen. Dios no pide que nos guiemos por ellos, sino por su Palabra. Todos pueden investigar esta Palabra por sí mismos. Pueden saber que la enseñanza de este Libro precioso es invariable. Las opiniones de los seres humanos difieren, pero la Biblia siempre dice lo mismo. La Palabra de Dios es desde el siglo y hasta el siglo. {ATO 50.3}
La Biblia no fue dada solamente para los pastores y eruditos. Cada hombre, mujer y niño debiera leer las Escrituras por sí mismo. No dependan del ministro para que él las lea. La Biblia es la Palabra de Dios para ustedes. El hombre pobre la necesita tanto como el rico, el analfabeto tanto como el erudito. Cristo hizo tan sencilla esta Palabra, que al leerla nadie tiene por qué tropezar. Lea y comprenda el humilde morador de la choza la Palabra dada por el más sabio de los maestros que el mundo ha conocido alguna vez, y no habrá alguien más grande que él entre los reyes, gobernantes, estadistas y los hombres más altamente educados del mundo... {ATO 50.4}
Escudriñar significa buscar diligentemente alguna cosa que está perdida. Investiguen por ustedes mismos para hallar el tesoro escondido. No dejen esta obra al pastor. No pueden permitirse ser ignorantes en la Palabra de Dios. Estudien los pasajes difíciles, comparando versículo con versículo, y encontrarán que la Escritura es la llave que abre la Escritura. Los que estudian las Escrituras con oración salen de ese estudio siendo más sabios que cuando abrieron la Biblia.—Manuscrito 12, del 7 de febrero de 1901, “El Agua viviente”.* {ATO 50.5}



VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...