Ir al contenido principal

En formas inesperadas, 8 de noviembre

 En formas inesperadas, 8 de noviembre

Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto? Hechos 2:12.Hemos de orar por el derramamiento del Espíritu como remedio para las personas enfermas de pecado. La iglesia necesita convertirse, y, como sus representantes, ¿por qué no hemos de postrarnos ante el trono de la gracia con un corazón quebrantado y un espíritu contrito, a fin de suplicar fervientemente que el Espíritu Santo sea derramado sobre nosotros? Oremos para que cuando bondadosamente sea otorgado, nuestros fríos corazones sean reavivados, y como resultado podamos tener el discernimiento para comprender que proviene de Dios y lo recibamos con gozo.

Algunos han tratado al Espíritu como a un huésped indeseado, rehusando recibir el rico don, negándose a reconocerlo, apartándose de él y condenándolo como fanatismo. Cuando el Espíritu Santo obra en el agente humano, no nos pregunta de qué manera deberá actuar. A menudo procede de maneras inesperadas. Cristo no llegó como lo esperaban los judíos. No vino para glorificarlos como nación. Su precursor se presentó para prepararle el camino, llamando a la gente a arrepentirse de sus pecados, a convertirse y a ser bautizada. El mensaje de Cristo era: “El reino de Dios se ha acercado; arrepentíos y creed en el evangelio”. Marcos 1:15.

Los judíos rehusaron recibir a Cristo porque no apareció en armonía con sus expectativas. Por la mucha experiencia que tenían, las ideas de los hombres fueron tenidas por infalibles. Este es el peligro al cual está expuesta la iglesia: que las invenciones de seres finitos señale la manera precisa como ha de venir el Espíritu Santo. Aunque no quieran reconocerlo, algunos ya han hecho esto. Y como el Espíritu ha de venir, no para alabar a los hombres o para vigorizar sus teorías equivocadas, sino para reprochar al mundo de pecado, de justicia y de juicio, muchos se apartarán de él... El Espíritu Santo no adula a nadie, ni hace su obra de acuerdo con los planes de hombre alguno.

Los hombres finitos y pecadores no conducirán al Espíritu Santo. Mediante cualquier agente humano que Dios elija para reprender, la posición del hombre es escuchar y obedecer su voz.—The Ellen G. White 1888 Materials, 1540, 1541.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Dios nos Cuida

Dios cuida de mí, 22 de febrero https://ift.tt/VU2H8Nr No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10. El Señor se mantiene en activa comunicación con cada parte de sus vastos dominios. Se lo representa inclinándose hacia la tierra y sus habitantes. El escucha cada palabra que se pronuncia y oye cada gemido; presta atención a cada oración; observa los movimientos de cada ser... Dios siempre ha velado por su pueblo... Cristo enseñó a sus discípulos que la medida de atención divina concedida a cualquier objeto o ser depende de la jerarquía que le corresponde dentro de la creación de Dios. Les señaló los pájaros, y les dijo que ni siquiera un gorrión cae en tierra sin que el Padre celestial lo advierta. Y si Dios se preocupa por un gorrioncillo, con toda seguridad las almas por las cuales Cristo murió son de inmenso valor para él. El valor del hombre, la estima en