Seguidores

EL ARMA SECRETA DE SATANÁS

Imaginemos un ángel brillante, pero caído volando a través de las galaxias y huyendo del cielo, donde perdió una gran batalla. El entonces encuentra un lugar en el universo donde seres creados compran sus sistema alternativo de gobierno; el planeta tierra. Es aquí donde el continúa su lucha contra el gobierno del amor de Dios. Sin embargo, Dios envía a su propio hijo para rescatar al planeta perdido; y gana la victoria colosal de la Cruz. El ángel caído Lucifer, falla en lograr que Cristo abandone su misión salvadora. Lucifer es derrotado; pero entonces se le ocurre su idea mas brillante ¿Que si el puede tomar el conflicto del bien y el mal al revés? ¿Que si el puede usar la misma institución que Cristo creo para servir sus propósitos? Hoy aprenderemos que sucedió cuando Lucifer descubrió su arma secreta mas devastadora: la iglesia.



Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS