Fortaleza para cada día

Fortaleza para cada día, 17 de abril
Y como tus días serán tus fuerzas... El eterno Dios es tu refugio, y acá abajo los brazos eternos. Deuteronomio 33:25, 27.{CDCD 114.1}
Estoy tan agradecida a mi Padre celestial por bendecirme diariamente. Hace una semana me sentía completamente fatigada debido al esfuerzo que había hecho para escribir. Mi mente no quería trabajar, y me sentía muy deprimida. Casi había abandonado la esperanza de volver a sentirme bien. Pero una noche oré a Dios muy fervientemente para que me proporcionara su poder sanador y fortalecedor, a fin de que pudiera escribir algunas cosas que debían ser publicadas. Entonces me dispuse a dormir. Durante la noche me pareció estar hablando a diferentes congregaciones con respecto al poder sanador y vivificante del Espíritu Santo. A las dos y media me desperté. El dolor de cabeza había desaparecido, y la suavizante influencia del Espíritu Santo reposaba sobre mí. Caminé por mi habitación y alabé a Dios. Tomé la pluma y descubrí que mi mente estaba despejada y que podía escribir tan bien como antes. Desde ese momento he escrito mucho. Nuestro Salvador es el médico más experto del mundo. Lo alabo por la notable bendición que me concedió en ese momento.{CDCD 114.2}
La verdadera religión tiene siempre presente la honra y la gloria de Dios. Debemos considerar a nuestro Padre Celestial con santo temor y reverencia. Requiere gozosa obediencia de su herencia adquirida con sangre. Al comprender su gran amor, nuestros corazones se llenarán de gratitud, lo serviremos con alegría, y pondremos firme y confiadamente toda nuestra fe en él.{CDCD 114.3}
Deseo expresar en mi vida de servicio mi gozo en Cristo. Deseo ser imbuida de su Espíritu a fin de ser una bendición para los demás. Tenemos la promesa: “Y les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que tengan bien ellos, y sus hijos después de ellos. Y haré con ellos pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí”. Jeremías 32:39, 40.{CDCD 114.4}
Dios es “grande en consejo, y magnífico en hechos; porque tus ojos están abiertos sobre todos los caminos de los hijos de los hombres, para dar a cada uno según sus caminos, y según el fruto de sus obras”. Jeremías 32:19.—Carta 139, del 17 de abril de 1904, dirigida al Hno. Robert Vickery, miembro laico de la Asociación de Illinois.{CDCD 114.5}
https://egwwritings.org/?ref=es_CDCD.114

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS