Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

Jesús enfrentó la tentación con las escrituras

Jesús enfrentó la tentación con las escrituras, 5 de julio
“El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. Mateo 4:4.{CT 195.1}
Aunque se presentó [Satanás] como ángel de luz, delataban su carácter estas primeras palabras: “Si eres Hijo de Dios”. En ellas se insinuaba la desconfianza. Si Jesús hubiese hecho lo que Satanás sugería, habría aceptado la duda. Si la confianza de Cristo en Dios podía ser quebrantada, Satanás sabía que obtendría la victoria en todo el conflicto. Esperaba que bajo el imperio de la desesperación y el hambre extrema, Cristo perdería la fe en su Padre, y obraría un milagro en su propio favor.{CT 195.2}
No sin lucha pudo Jesús escuchar en silencio al supremo engañador. Pero el Hijo de Dios no había de probar su divinidad a Satanás. Jesús hizo frente a Satanás con las palabras de la Escritura. “Escrito está—dijo—: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. En toda tentación, el arma de su lucha fue la Palabra de Dios.{CT 195.3}
Cuando Cristo dijo al tentador: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino con toda palabra que sale de la boca de Dios,” repitió las palabras que más de catorce siglos antes había dicho a Israel. Las mismas palabras se han escrito para nuestra admonición. Hemos de estar en comunión con Uno que da vida, Uno que mantiene en movimiento el corazón y regula los latidos del pulso. Dios le da el hálito de vida a cada miembro de su gran familia aquí en la tierra. El merece nuestra sincera reverencia y ferviente devoción. Cuando reflexionamos en lo que ha hecho por nosotros, ¿qué otra cosa podemos hacer sino amarlo? El Señor ha dado a su Hijo en propiciación por el pecado, para que podamos estar en terreno de ventaja con Dios.{CT 195.4}
Si el mundo reconociera la apelación del Señor, no veríamos ni escucharíamos acerca de los pavorosos pecados que ahora son tan comunes; tampoco leeríamos acerca de los asesinatos, de la maldad, ni de la tiranía que narran los periódicos diariamente. Al igual que los antediluvianos, los habitantes del mundo casi han olvidado por completo a Dios y su ley.—Manuscrito 155, 1902.{CT 195.5}
Cuando Satanás logra que su astucia fructifique en las mentes humanas, las influencias engañosas son recibidas como si procedieran del cielo. Si se da entrada a sus engaños, muchas almas serán entrampadas antes de percibir que tales cosas no proceden de Dios sino del enemigo de toda justicia... Satanás obra hoy con estratagemas engañosas para cautivar a los seres humanos mediante teorías falsas. La advertencia de que seamos cuidadosos a fin de no permitirle que se introduzca, llega a través del tiempo hasta nuestros días.—Manuscrito 37, 1903.{CT 195.6}
https://egwwritings.org/?ref=es_CT.191

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...