Ir al contenido principal

Fwd: Devoción Matutina en español

Devoción Matutina en español

July 18, 2016


Una nueva creación

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. Salmos 51:10.

Sea su oración a Dios: conviérteme en lo más íntimo.*De una carta de exhortación personal. Suplíquele a Dios que le dé el poder transformador de su gracia. Aférrese a su Salvador como lo hizo Jacob, hasta que Dios no sólo le revele lo que Ud. es, sino que se revele a sí mismo a Ud. y Ud. vea en Jesús una fuerza y sostén, brillo y poder que Ud. nunca antes advirtió ni comprendió. La salvación de su alma está en gran peligro, y ahora, le ruego, no engañe a su propia alma. Si su fe se aferra perseverantemente de las promesas, Ud. prevalecerá. Esa es la victoria que vence al mundo, nuestra fe.

Mientras Ud. sea leal a sí mismo, ningún poder adverso de la tierra ni del infierno podrá destruir su paz ni interrumpir su comunión con Dios. Si Ud. teme a Dios, no necesita caminar con incertidumbre. Si Ud. agrada a Dios, con seguridad recibirá todo lo que necesita su alma. El lenguaje de un cristiano eminente fue: "No hay nada en el universo que yo tema, sino que no sepa todo mi deber, o que fracase en cumplirlo"...

Defienda a Jesús, aunque le requiera cualquier sacrificio o desprendimiento. Defienda a Jesús; en cualquier lugar, en cualquier lugar defienda a Jesús. Haga toda su obra como si pudiera ver a través del velo y los ojos de Dios estuvieran dirigidos plenamente sobre Ud., captando cada acción. Él ha comprado a Ud. con su propia sangre y cuando Ud. necesite ayuda, demándela de él y la tendrá. Entonces es cuando Jesús lo defenderá a Ud.

Su corta e incierta vida sea una preparación continua para la vida futura e inmortal. Se permite que la tentación nos sobrevenga para descubrir el carácter que poseemos y para mejorar nuestros defectos...

Haga depender su alma impotente de Dios. Siga la luz que le es dada del cielo.—Carta 42, 1879.



Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

LA IGLESIA ADVENTISTA NO ES BABILONIA... ¡ES LAODICEA!

Conozco la Iglesia Adventista desde mi niñez (7 años) y sé que es la Iglesia Verdadera. Lo he sabido desde que mis papás encontraron en la Biblia la verdad del sábado y buscaron la iglesia que respetara los mandamientos de Dios y encontraron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde entonces he tenido la convicción de que la Iglesia Adventista es la Iglesia Verdadera, por cuanto es la única que predica la verdad completa y cumple los dos requisitos que ESTÁN ESCRITOS tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: ANTIGUO TESTAMENTO: “!!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”(Isaías 8:20) NUEVO TESTAMENTO “ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Apocalipsis 14:12) “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesu