Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

viernes, 12 de octubre de 2018

Fwd: Devoción Matutina en español





Devoción Matutina en español

October 12, 2018


Afrontamos el futuro con valor para confesar a Cristo

Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. 1 Juan 4:15.

La confesión de la cual Juan habla aquí, no es el resultado de una fe nominal, sino que es el resultado de una fe en el Salvador viviente, que mora en el alma, a saber, es el resultado de creer que las bendiciones de la salvación son puestas a nuestro alcance por medio de la muerte y los sufrimientos de nuestro Señor Jesucristo, quien resucitó de los muertos y vive siempre para interceder por nosotros. Podemos sentirnos seguros de que Jesús es nuestro Salvador y que la vida no tendría satisfacciones, ni nos proporcionaría paz ni esperanza, si él no nos hubiera amado ni se hubiera dado por nosotros.— The Youth's Instructor, 6 de enero de 1898.

Nuestra pretensión a la justicia de Cristo es sin tacha, si llenamos las condiciones sobre las cuales nos es prometida. Dios nos ha concedido todo el cielo en un rico don, y todo lo que el don incluye es nuestro, si aceptamos a Cristo como nuestro Salvador personal... Hablad de Jesús: educad la lengua para hablar de su misericordia, su poder, manifestando las alabanzas del que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable. Sois propiedad de Cristo, tanto por creación como por redención, y la gloria de Dios está empeñada en vuestro éxito individual.— The Youth's Instructor, 12 de julio de 1894.

Jóvenes cristianos, sois espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres. Sed valerosos en Dios. Poneos toda la armadura de Dios y dejad que los incrédulos vean que vuestra vida no ha sido malograda porque permanecisteis leales a todos los mandamientos de Dios... Poned toda vuestra influencia en favor de Cristo, y no trabajéis por ningún motivo del lado de Satanás.— The Youth's Instructor, 12 de julio de 1894.

No hay comentarios:

Publicar un comentario