Ir al contenido principal

A Fin de Conocerle


Cristo padeció siendo tentado, 28 de enero https://ift.tt/3t2PHht Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham. Hebreos 2:16. No necesitamos colocar la obediencia de Cristo por sí misma, como algo para lo cual él estaba particularmente adaptado, por su especial naturaleza divina, pues estuvo delante de Dios como representante del hombre y fue tentado como sustituto y seguridad del hombre. Si Cristo hubiera tenido un poder especial que no pudiera tener el hombre, Satanás se habría aprovechado de ese asunto. La obra de Cristo fue arrebatar de las demandas de Satanás su dominio sobre el hombre, y podía hacer esto únicamente en la forma en que vino: como hombre, tentado como hombre, obedeciendo como hombre.—Manuscrito 1, 1892. Ojalá comprendiéramos el significado de las palabras: Cristo “padeció siendo tentado”. Vers. 18. Al paso que estaba libre de la mancha del pecado, la refinada sensibilidad de su santa naturaleza al ponerse en contacto con el mal, le hizo sufrir de una manera inenarrable. Sin embargo, revestido de naturaleza humana, hizo frente cara a cara al archiapóstata... Ni tan solo con un pensamiento se rindió Cristo al poder de la tentación. Satanás encuentra en el corazón humano algún punto donde puede afirmarse; es acariciado algún deseo pecaminoso, por medio del cual afirma su poder para sus tentaciones. Pero Cristo declaró de sí mismo: “Viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí”. Juan 14:30... Todos los seguidores de Cristo tienen que hacer frente al mismo maligno enemigo que asaltó a su Maestro. Con maravillosa habilidad adapta sus tentaciones a sus circunstancias, su temperamento, su predisposición, sus fuertes pasiones. Siempre está cuchicheando al oído de los hijos de los hombres, al señalar placeres mundanos, ganancias u honores: “Todo esto te daré, si haces lo que te mando”. Debemos mirar a Cristo; debemos resistir como él resistió; orar como él oró; agonizar como él agonizó, si hemos de vencer como él venció.—The Review and Herald, 8 de noviembre de 1887.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

LA IGLESIA ADVENTISTA NO ES BABILONIA... ¡ES LAODICEA!

Conozco la Iglesia Adventista desde mi niñez (7 años) y sé que es la Iglesia Verdadera. Lo he sabido desde que mis papás encontraron en la Biblia la verdad del sábado y buscaron la iglesia que respetara los mandamientos de Dios y encontraron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde entonces he tenido la convicción de que la Iglesia Adventista es la Iglesia Verdadera, por cuanto es la única que predica la verdad completa y cumple los dos requisitos que ESTÁN ESCRITOS tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: ANTIGUO TESTAMENTO: “!!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”(Isaías 8:20) NUEVO TESTAMENTO “ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Apocalipsis 14:12) “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesu