Ir al contenido principal

Nuestra Elevada Vocacion


Gozo inefable y glorificado, 28 de febrero https://ift.tt/kltjdrY Al cual, no habiendo visto, le amáis; en el cual creyendo, aunque al presente no le veáis, os alegráis con gozo inefable y glorificado. 1 Pedro 1:8. Cristo ha dicho: “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba”. Juan 7:37. ¿Habéis agotado la fuente?—No; porque es inagotable. No bien sintáis vuestra necesidad, podéis beber, y beber otra vez; la fuente siempre está llena. Y cuando hayáis bebido una vez de esa fuente, no andaréis procurando apagar vuestra sed en las cisternas rotas de este mundo; no andaréis averiguando cómo podéis encontrar más placer, diversión y entretenimientos. No; porque habréis estado bebiendo de las corrientes que alegran la ciudad de Dios. Entonces vuestro gozo será pleno, porque Cristo estará en vosotros, la esperanza de gloria.—The Review and Herald, 15 de marzo de 1892. En él se encuentra un gozo que no es incierto ni insatisfactorio. ... ¿Por qué no ha de presentarse la religión de Cristo como realmente es, llena de atractivo y poder? ¿Por qué no hemos de presentar delante del mundo la hermosura de Cristo? ¿Por qué no mostramos que tenemos un Salvador vivo, uno que puede caminar junto a nosotros en las tinieblas como en la luz, y en quien podemos confiar? ... Hemos visto interponerse nubes entre nosotros y el sol, pero no nos lamentamos y vestimos de saco, por temor de no volver a ver el sol. No manifestamos ansiedad por eso, sino que esperamos, tan gozosamente como podemos, que pasen las nubes y vuelva a brillar el sol. Así también acontece con nuestras pruebas y tentaciones. Pareciera que las nubes nos privan de los brillantes rayos del Sol de Justicia; pero sabemos que el rostro de nuestro Redentor no se ocultará para siempre. El nos está contemplando con amor y tierna compasión. No desechemos nuestra confianza, porque tiene grande remuneración, pero cuando las nubes se acumulen sobre el alma, mantengamos nuestros ojos fijos donde podamos ver el Sol de Justicia, y regocijémonos de que tenemos a un Salvador vivo. Pensemos cuán hermosa fué la luz de que hemos disfrutado, mantengamos la mente fija en Jesús, y la luz volverá a brillar sobre nosotros, y los pensamientos de desánimo se irán. Tendremos gozo en Cristo, e iremos cantando en nuestro recorrido hacia el Monte de Sión.—Ibid.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán