Ir al contenido principal

En los Lugares Celestiales

Reflejando el amor de Dios, 28 de marzo https://ift.tt/TGUnNec Te alaben los pueblos, oh Dios; todos los pueblos te alaben. Salmos 67:3. Como cristianos deberíamos alabar a Dios más de lo que lo hacemos. Deberíamos poner en nuestras vidas más de la claridad de su amor. Al mirar a Jesús por la fe, su gozo y paz se reflejan en el rostro. ¡Cuán fervientemente deberíamos tratar de relacionarnos con Dios para que nuestros semblantes reflejen la luz de su amor! Cuando nuestras almas estén vivificadas por el Espíritu Santo, ejerceremos una influencia elevadora sobre otros que no conocen el gozo de la presencia de Cristo.—The S.D.A. Bible Commentary 3:1148. El Señor no se agrada de tener en su pueblo a una multitud de quejosos. Quiere que se arrepientan de sus pecados para que gocen de la libertad de los hijos de Dios. Entonces serán llenos de las alabanzas de Dios y serán una bendición para otros. El Señor Jesús fue ungido también para “ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya”. Isaías 61:3. “Para gloria suya”, de Cristo Jesús. ¡Ojalá sea éste el motivo de nuestras vidas! Entonces cuidaríamos hasta la expresión de nuestro rostro, nuestras palabras y hasta el tono de nuestra voz cuando hablamos.—The S.D.A. Bible Commentary 4:1153, 1154. La melodía de alabanza es la atmósfera del cielo; y cuando el cielo se pone en contacto con la tierra, hay música y canto, “alabanza y voces de canto”. Isaías 51:3... Haya cantos en el hogar, canciones dulces y puras, y habrá menos palabras de censura y más de alegría, esperanza y gozo... Cuando en nuestros hogares se escuche el eco del canto de los ángeles, los corazones serán atraídos más cerca de los cantores celestiales. La comunión con el cielo comienza en la tierra. Aquí aprendemos su nota tónica.—The Youth’s Instructor, 29 de marzo de 1904.
via Facebook https://ift.tt/TGUnNec

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

LA IGLESIA ADVENTISTA NO ES BABILONIA... ¡ES LAODICEA!

Conozco la Iglesia Adventista desde mi niñez (7 años) y sé que es la Iglesia Verdadera. Lo he sabido desde que mis papás encontraron en la Biblia la verdad del sábado y buscaron la iglesia que respetara los mandamientos de Dios y encontraron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde entonces he tenido la convicción de que la Iglesia Adventista es la Iglesia Verdadera, por cuanto es la única que predica la verdad completa y cumple los dos requisitos que ESTÁN ESCRITOS tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: ANTIGUO TESTAMENTO: “!!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”(Isaías 8:20) NUEVO TESTAMENTO “ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Apocalipsis 14:12) “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesu