Ir al contenido principal

La Maravillosa Gracia de Dios

Un trono en cada corazón, 29 de marzo https://ift.tt/uOdBZVc Que habite Cristo por la fe en vuestros corazones. Efesios 3:17. Dios nos ha comprado y quiere tener un trono en cada corazón. Nuestras mentes y nuestros cuerpos deben estar subordinados a él, y los hábitos y apetitos naturales deben someterse a las necesidades superiores del alma. Pero no podemos depender para nada de nosotros mismos en esta obra. No podemos seguir con seguridad nuestra propia orientación. El Espíritu Santo debe renovarnos y santificarnos. No debe haber una obra hecha a medias en el servicio de Dios.—The S.D.A. Bible Commentary 6:1088. Cuando el corazón es limpiado de pecado, Cristo es entronizado en el lugar que una vez ocupaban la complacencia de si mismo y el amor a las riquezas terrenales. La imagen de Cristo se ve en la expresión del rostro. La obra de santificación prosigue en el alma. Desaparece la justicia propia. Surge el nuevo hombre, quien es creado según Cristo en justicia y verdadera santidad.—Consejos sobre Mayordomía Cristiana, 32. “Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor”. 2 Corintios 3:18. Contemplar a Cristo significa estudiar su vida tal como se presenta en su Palabra. Debemos cavar para encontrar la verdad como si fuera un tesoro escondido. Debemos fijar los ojos en Cristo. Cuando lo recibimos como nuestro Salvador personal, nos da valor para acercarnos al trono de la gracia. Mediante la contemplación nos transformamos, y nos asemejamos moralmente al perfecto en carácter. Al recibir su justicia imputada mediante el poder transformador del Espíritu Santo, llegamos a ser semejantes a él. Albergamos la imagen de Cristo y ella se apodera de todo nuestro ser.—The S.D.A. Bible Commentary 6:1098. El progreso ascendente del alma indica que Jesús gobierna el corazón. El corazón por medio del cual difunde su paz y su alegría, y los benditos frutos del amor, se convierte en su templo y en su trono. “Vosotros sois mis amigos—dice Cristo—, si hacéis lo que yo os mando”. Juan 15:14.—Testimonies for the Church 5:553. Dad a Dios la ofrenda más preciosa que os sea posible hacer: dadle vuestro corazón.—Hijos e Hijas de Dios, 100.
via Facebook https://ift.tt/uOdBZVc

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del