Ir al contenido principal

Reflejemos a Jesús


La santificación es el resultado de la obediencia continua, 8 de marzo https://ift.tt/QqhSXIb El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. 1 Juan 2:6. Juan fue maestro de santidad, y en sus cartas a la iglesia trazó infalibles reglas de conducta para los cristianos. “Y todo aquel que tiene esta esperanza en él—escribió—, se purifica a sí mismo, así como él es puro”. 1 Juan 3:3. Enseñó que el cristiano debe ser puro de corazón y vida. Nunca debe satisfacerse con una vana profesión de fe. Así como Dios es santo en su esfera, el hombre caído, por fe en Cristo, debe ser santo en la suya... La santificación de los miembros de la iglesia es el propósito de Dios en todo su trato con su pueblo. Los eligió desde la eternidad para que fueran santos. Dio a su Hijo para que muriera por ellos, para que fuesen santificados por la obediencia a la verdad, despojados de todas las mezquindades del yo. Requiere de ellos una obra personal, una entrega individual. Dios puede ser honrado por los que profesan creer en El únicamente cuando se conforman a su imagen y son dirigidos por su Espíritu. Entonces, como testigos del Salvador, pueden dar a conocer lo que la gracia divina ha hecho por ellos. La verdadera santificación es consecuencia de la aplicación del principio del amor. “Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él”. 1 Juan 4:16. La vida de aquel en cuyo corazón habita Cristo revelará una piedad práctica. El carácter será purificado, elevado, ennoblecido y glorificado. La doctrina pura se combinará con las obras de justicia, y los preceptos celestiales con las costumbres santas... Es la fragancia del amor hacia nuestros semejantes lo que revela nuestro amor a Dios. Es la paciencia en el servicio lo que le da descanso al alma. El bienestar de Israel se promueve mediante trabajo humilde, diligente y fiel. Dios sostiene y fortalece al que desea seguir en la senda de Cristo. La santificación no es... el resultado de un feliz arrebato sentimental, sino de morir constantemente al pecado y vivir cada momento para Cristo. No se pueden corregir los males ni producir reformas en el carácter por medio de esfuerzos débiles e intermitentes. Solamente venceremos mediante prolongado y perseverante esfuerzo, penosa disciplina y duro conflicto. No sabemos hoy cuán intenso será nuestro conflicto mañana. Mientras reine Satanás, tendremos que subyugar el yo y vencer los pecados que nos asedian; mientras dure la vida, no habrá un momento de descanso, ni lugar al cual podamos llegar y decir: lo logré plenamente. La santificación es el resultado de una vida de obediencia.—Los Hechos de los Apóstoles, 447.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

LA IGLESIA ADVENTISTA NO ES BABILONIA... ¡ES LAODICEA!

Conozco la Iglesia Adventista desde mi niñez (7 años) y sé que es la Iglesia Verdadera. Lo he sabido desde que mis papás encontraron en la Biblia la verdad del sábado y buscaron la iglesia que respetara los mandamientos de Dios y encontraron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde entonces he tenido la convicción de que la Iglesia Adventista es la Iglesia Verdadera, por cuanto es la única que predica la verdad completa y cumple los dos requisitos que ESTÁN ESCRITOS tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: ANTIGUO TESTAMENTO: “!!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”(Isaías 8:20) NUEVO TESTAMENTO “ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Apocalipsis 14:12) “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesu