Ir al contenido principal

A Fin de Conocerle


Sumando y multiplicando, 3 de junio https://ift.tt/zelkvyA Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia. 2 Pedro 1:3. Aunque somos débiles y pecadores mortales, podemos alcanzar la gloria y la virtud aprendiendo diariamente lecciones en la escuela de Cristo, siendo transformados a la imagen divina, manifestando su excelencia de carácter, sumando una gracia a otra gracia, subiendo peldaño tras peldaño la escalera que conduce al cielo, llegando a ser completos en el Amado. Cuando trabajemos en el plan de la suma, añadiendo por fe una gracia a otra gracia, Dios actuará en el plan de la multiplicación y nos multiplicará gracia y paz. Si nuestros jóvenes obedecieran las reglas presentadas en este capítulo y las practicaran, ¡qué influencia ejercerían para la justicia! ... La ley que han transgredido no sería más un yugo de servidumbre, sino sería la ley de libertad, la libertad filial. Habiéndose arrepentido ante Dios, habiendo ejercido fe en Cristo, han experimentado el perdón y estiman la ley de Dios más que el oro, sí, más que el oro fino. Jesús es el que lleva los pecados. Quita nuestros pecados y nos hace participantes de su santidad. ¡Qué tierno y compasivo amor habita en el corazón de Cristo hacia los que ha comprado con su sangre! Puede salvar hasta lo sumo a todos los que acuden a Dios mediante él. Hay poder en estas preciosas promesas, y debiéramos cooperar con la obra de Cristo, dedicando todos nuestros talentos recibidos de Dios al servicio del Maestro, para que el Espíritu Santo pueda trabajar mediante nosotros para la gloria y honra de Cristo. Los alumnos debieran tener una idea creciente de lo que significa ser cristiano. Ser cristiano significa aprender en la escuela de Cristo. Significa la relación del alma, mente y cuerpo con la sabiduría divina. Cuando existe esta unión entre el alma y Dios, somos enseñados de Dios.—The Youth’s Instructor, 31 de octubre de 1895.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

LA IGLESIA ADVENTISTA NO ES BABILONIA... ¡ES LAODICEA!

Conozco la Iglesia Adventista desde mi niñez (7 años) y sé que es la Iglesia Verdadera. Lo he sabido desde que mis papás encontraron en la Biblia la verdad del sábado y buscaron la iglesia que respetara los mandamientos de Dios y encontraron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde entonces he tenido la convicción de que la Iglesia Adventista es la Iglesia Verdadera, por cuanto es la única que predica la verdad completa y cumple los dos requisitos que ESTÁN ESCRITOS tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: ANTIGUO TESTAMENTO: “!!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”(Isaías 8:20) NUEVO TESTAMENTO “ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Apocalipsis 14:12) “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesu