Ir al contenido principal

El Cristo Triunfante


Jesús recibe y defiende a las almas arrepentidas, 28 de junio https://ift.tt/a0QCegT “Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda. ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio? Zacarías 3:2. Satanás reclama su derecho sobre aquellos que alguna vez han estado bajo su negro estandarte, pero abandonaron el pecado y se volvieron a Dios y han confiado sus almas a Jesús. Todos los que participan por fe de los méritos de Cristo tienen la palabra de Dios de que están en paz con él... Se ha permitido que vengan pruebas sobre el pueblo de Dios. Se emplean expresiones como: “Dios tentó a Abraham”, “Dios tentó a los hijos de Israel”. Esto significa que el Señor permitió que Satanás los tentara a fin de que se evidencie la fe de ellos para gloria y honor cuando el tribunal se siente y cada persona sea juzgada de acuerdo a sus obras. Dios conoce cada corazón, cada motivo, cada inclinación del corazón, pero permite que Satanás tiente y pruebe a los creyentes para que ellos revelen su confianza en Dios... El Señor odia el pecado, pero ama y perdona al pecador arrepentido y creyente, y coloca a cada uno bajo el cuidado y el control divino. Satanás sigue las huellas de cada alma, mas con cada tentación que se permite sobrecoger a los hijos del amor perdonador de Dios, el Señor proporciona una salida a fin de que nadie sea tentado más de lo que puede soportar... “Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle”. La obra de Satanás se define claramente como la oposición a la obra bienhechora de Cristo... Cuando Cristo se interpone, entre las almas tentadas y Satanás, el adversario se enoja y pronuncia una perorata de acusaciones, diciendo que Cristo es injusto al proteger a estas almas y levantar un estandarte en contra del él... Ante la presencia de los mundos no caídos, delante del universo del cielo, frente al adversario airado que los pinta en ropas negras de contaminación moral, demandando que sean entregados en sus manos, Jesús respondió las maliciosas denuncias de Satanás con las que los acusaba día y noche ante el Señor. A quienes se encontraban de pie ante su presencia, contemplando ansiosamente la controversia en curso y notando la determinación de Satanás de destruir a los justos, Jesús les dijo: “Quitadle estas vestiduras viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala”.—Manuscrito 27, 1894.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán