Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

El espíritu sustentador

El espíritu sustentador, 13 de junio
Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra. 2 Corintios 9:8.{CDCD 171.1}
Nos* levantamos a las cinco y desayunamos a las seis y media; entonces los hombres llevan el grupo a la carpa y dedican hora y media al estudio de la Biblia y a conversar, para comparar los incidentes acaecidos el día anterior, y ser instruidos con respecto a los hábitos de orden que deben cultivar y a la necesidad de vencer cada defecto de carácter. Esta es una escuela que todos necesitan bastante.{CDCD 171.2}
Los L son muchachos con buen espíritu, pero tienen grandes deficiencias: falta de orden, descuido de los más simples deberes en el mantenimiento de sus cosas, y dejan sus tareas sin hacer. Ha llegado el momento de que obtengan una preparación adecuada para la obra, o que la dejen para dedicarse a esa parte de su educación que no ha recibido atención hasta ahora, hasta que logren desarrollar un carácter bien equilibrado. Mientras eso no ocurra, jamás estarán listos para salir solos y hacer algo. Todos necesitamos más del Espíritu de Dios, una fe más ferviente, más constante, sincera oración para percibir las graves imperfecciones de nuestras mejores obras, y nuestra total incapacidad para alcanzar por nosotros mismos la norma divina.{CDCD 171.3}
¡Oh, cuán grande es la obra de salvar almas! ¡Cuán pocos lo perciben! ¡Cuán pocos están haciendo todo lo posible a fin de ganar almas para Cristo! Satanás está trabajando con todo su poder: con perseverancia, con diligencia, incansablemente, mientras muchos que profesan la verdad están dormidos, sin hacer nada para salvar almas, sin siquiera vivir las verdades que profesan. Un testimonio fragmentario no puede alcanzar a la gente. Tenemos que alcanzarla por medio de Dios. Debemos ser dúctiles en las manos del Señor, para que él nos modele como el alfarero lo hace con la arcilla. La gracia del Cielo es suficiente para cada hora de conflicto, para cada hora de prueba. Aferrémonos más firmemente de Dios. Su Espíritu nos ayudará, su Espíritu nos fortalecerá y sostendrá.{CDCD 171.4}
Al acercarnos más al Señor, seremos conscientes de nuestra propia insignificancia, y aprenderemos a depender más de Jesucristo y entonces obtendremos claras evidencias de su amor. Veremos la bondad y la misericordia de Dios manifestada en la obra de su providencia.—Carta 21, del 13 de junio de 1883, dirigida a W. C. White.{CDCD 171.5}
https://egwwritings.org/?ref=es_CDCD.159

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...