Seguidores

El espíritu sustentador

El espíritu sustentador, 13 de junio
Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra. 2 Corintios 9:8.{CDCD 171.1}
Nos* levantamos a las cinco y desayunamos a las seis y media; entonces los hombres llevan el grupo a la carpa y dedican hora y media al estudio de la Biblia y a conversar, para comparar los incidentes acaecidos el día anterior, y ser instruidos con respecto a los hábitos de orden que deben cultivar y a la necesidad de vencer cada defecto de carácter. Esta es una escuela que todos necesitan bastante.{CDCD 171.2}
Los L son muchachos con buen espíritu, pero tienen grandes deficiencias: falta de orden, descuido de los más simples deberes en el mantenimiento de sus cosas, y dejan sus tareas sin hacer. Ha llegado el momento de que obtengan una preparación adecuada para la obra, o que la dejen para dedicarse a esa parte de su educación que no ha recibido atención hasta ahora, hasta que logren desarrollar un carácter bien equilibrado. Mientras eso no ocurra, jamás estarán listos para salir solos y hacer algo. Todos necesitamos más del Espíritu de Dios, una fe más ferviente, más constante, sincera oración para percibir las graves imperfecciones de nuestras mejores obras, y nuestra total incapacidad para alcanzar por nosotros mismos la norma divina.{CDCD 171.3}
¡Oh, cuán grande es la obra de salvar almas! ¡Cuán pocos lo perciben! ¡Cuán pocos están haciendo todo lo posible a fin de ganar almas para Cristo! Satanás está trabajando con todo su poder: con perseverancia, con diligencia, incansablemente, mientras muchos que profesan la verdad están dormidos, sin hacer nada para salvar almas, sin siquiera vivir las verdades que profesan. Un testimonio fragmentario no puede alcanzar a la gente. Tenemos que alcanzarla por medio de Dios. Debemos ser dúctiles en las manos del Señor, para que él nos modele como el alfarero lo hace con la arcilla. La gracia del Cielo es suficiente para cada hora de conflicto, para cada hora de prueba. Aferrémonos más firmemente de Dios. Su Espíritu nos ayudará, su Espíritu nos fortalecerá y sostendrá.{CDCD 171.4}
Al acercarnos más al Señor, seremos conscientes de nuestra propia insignificancia, y aprenderemos a depender más de Jesucristo y entonces obtendremos claras evidencias de su amor. Veremos la bondad y la misericordia de Dios manifestada en la obra de su providencia.—Carta 21, del 13 de junio de 1883, dirigida a W. C. White.{CDCD 171.5}
https://egwwritings.org/?ref=es_CDCD.159

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS