Ir al contenido principal

10 de Febrero ME RECUERDA TODAS LAS COSAS.- MI VIDA HOY

10 de Febrero            ME RECUERDA TODAS LAS COSAS.-
Mas el Consolador, el Espíritu Santo, al cual el Padre enviará hará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todas las cosas que os he dicho. (Juan 14:26)
Cristo resucitó de los muertos, y proclamó sobre el sepulcro hendido: "Yo soy la resurrección y la vida." Envió su Espíritu a nuestro mundo para que nos hiciera recordar todas las cosas. Merced a un milagro de su poder conservó su Palabra escrita a través de los siglos. ¿Cómo no hemos de estudiar constantemente esta Palabra, para descubrir en ella cuál es el propósito que Dios nos destina? (ST, 28-03-1906)
Los siervos de Cristo no habían de preparar discurso alguno para pronunciarlo cuando fuesen llevados a juicio. Debían hacer su preparación día tras día al atesorar las preciosas verdades de la Palabra de Dios, y al fortalecer su fe por la oración. Cuando fuesen llevados a juicio, el Espíritu Santo les haría recordar las verdades que necesitasen.
Un esfuerzo diario y ferviente para conocer a Dios, y a Jesucristo a quien él envió, iba a impartir poder y eficiencia al alma. El conocimiento obtenido por la diligente búsqueda de las Escrituras, iba a penetrar como rayo en la memoria al debido momento. Pero si algunos hubiesen descuidado el familiarizarse con las palabras tic Cristo, y nunca hubiesen probado el poder de su gracia en la dificultad, no podrían esperar que el Espíritu Santo les hiciese recordar sus palabras. (DTG:307-308)

Dios Ira tornado todas las medidas necesarias para que seamos fuertes. Nos dio su Santo Espíritu, cuya misión es hacernos recordar todas las promesas que hizo Cristo, para que podamos tener paz y la dulce sensación de haber sido perdonados. Si tan sólo mantuviéramos la mirada fija en el Salvador y confiáramos en su poder, nos sentiríamos impregnados de una sensación de seguridad; porque la justicia de Cristo se convertiría en nuestra justicia. (RH, 01-10-1908) (47)

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

LA IGLESIA ADVENTISTA NO ES BABILONIA... ¡ES LAODICEA!

Conozco la Iglesia Adventista desde mi niñez (7 años) y sé que es la Iglesia Verdadera. Lo he sabido desde que mis papás encontraron en la Biblia la verdad del sábado y buscaron la iglesia que respetara los mandamientos de Dios y encontraron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde entonces he tenido la convicción de que la Iglesia Adventista es la Iglesia Verdadera, por cuanto es la única que predica la verdad completa y cumple los dos requisitos que ESTÁN ESCRITOS tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: ANTIGUO TESTAMENTO: “!!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”(Isaías 8:20) NUEVO TESTAMENTO “ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Apocalipsis 14:12) “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesu