Ir al contenido principal

Aceptados en el amado


Aceptados en el amado, 16 de febrero

Para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el amado. Efesios 1:6. NEV 55.1
El Padre le dió todo el honor a su Hijo, sentándolo a su diestra, por encima de todos los principados y las potestades. Expresó todo su gozo y deleite al recibir al Crucificado y al coronarlo de gloria y honor. Y todos los favores que él ha manifestado a su Hijo, en su aceptación de la gran expiación, son ofrecidos a su pueblo. Aquellos que han unido sus intereses en amor con Cristo, son aceptados en el Amado. Sufrieron con Cristo en su humillación más profunda, y su glorificación es de gran interés para ellos, porque lo han aceptado. Dios los ama como ama a su Hijo. Cristo, Emmanuel, está entre Dios y el creyente, revelando la gloria de Dios a sus escogidos, y cubriendo sus defectos y transgresiones con el ropaje de su propia justicia inmaculada.—Manuscrito 128, 1897. NEV 55.2
“Complácese Jehová en los que le temen, y en los que esperan en su misericordia”. Salmos 147:11. Pero es únicamente a través del valor del sacrificio hecho por nosotros, que somos de valor a la vista del Señor. Es debido a la justicia imputada de Cristo, que somos considerados preciosos por Dios. Por amor a Cristo perdona a aquellos que le temen. El no ve en ellos la vileza del pecador; reconoce en ellos la semejanza de su Hijo, en quien creen. Únicamente de esta manera Dios puede complacerse en cualquiera de nosotros. “Mas a todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios a los que creen en su nombre”. Juan 1:12. NEV 55.3
Cuanto más perfectamente vea el Señor el carácter de su amado Hijo revelado en su pueblo, mayor será su satisfacción y deleite en ellos. Dios mismo, y el universo celestial, se regocijan por ellos con cánticos, porque Cristo no murió en vano. El pecador creyente es reputado inocente, mientras que la culpa es puesta sobre Cristo. Se coloca la justicia de Cristo en la cuenta del deudor, y en la hoja de balance, sobre su nombre se escribe: Perdonado. Vida Eterna.—Manuscrito 39, 1896, pp. 9. NEV 55.4

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Dios nos Cuida

Dios cuida de mí, 22 de febrero https://ift.tt/VU2H8Nr No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10. El Señor se mantiene en activa comunicación con cada parte de sus vastos dominios. Se lo representa inclinándose hacia la tierra y sus habitantes. El escucha cada palabra que se pronuncia y oye cada gemido; presta atención a cada oración; observa los movimientos de cada ser... Dios siempre ha velado por su pueblo... Cristo enseñó a sus discípulos que la medida de atención divina concedida a cualquier objeto o ser depende de la jerarquía que le corresponde dentro de la creación de Dios. Les señaló los pájaros, y les dijo que ni siquiera un gorrión cae en tierra sin que el Padre celestial lo advierta. Y si Dios se preocupa por un gorrioncillo, con toda seguridad las almas por las cuales Cristo murió son de inmenso valor para él. El valor del hombre, la estima en