Seguidores

¡Maravillosa humillación!


¡Maravillosa humillación! 3 de febrero

Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos. 2 Corintios 8:9. ELC 42.1
Visitamos los antiguos palacios reales de Francia... Pensé en los reyes que una vez cruzaran por esos grandes atrios y adornaran esas galerías. ¿Dónde está ahora su grandeza humana? ... ELC 42.2
Luego recordamos a Jesús que vino a nuestro mundo con sus benditos propósitos de amor, despojándose a sí mismo de su ropaje real, su corona, y descendió del trono real vistiendo su divinidad con humanidad ... para transformarse en varón de dolores, experimentado en quebrantos. Lo vemos entre los pobres, bendiciendo a los afligidos, sanando a los enfermos, ... alcanzando con su divina piedad hasta las mismas profundidades de la miseria humana. Aun se compadeció de las tristezas y necesidades de los niñitos... ELC 42.3
Ángeles han sido enviados como mensajeros de misericordia a los angustiados, a los dolientes. Estos ángeles ... están cumpliendo misiones de amor, cuidado y misericordia para los dolientes de la humanidad. Pero hay un cuadro de humillación mayor que éste: el Señor, el Hijo del Padre Infinito, ... el Príncipe de los reyes de la tierra, el que nos amó, el que nos lavó de nuestros pecados en su propia sangre... ELC 42.4
¿Qué es la obra de los ángeles comparada con la humillación de Cristo? Su trono es desde la eternidad. El levantó cada arco y cada columna del gran templo de la naturaleza. Contempladlo, el principio de la creación de Dios, el que cuenta los astros, el que creó los mundos—entre los cuales esta tierra no es más que una manchita ... Las naciones delante de él no son más que “la gota de agua que cae del cubo, y como menudo polvo en las balanzas” ... Contemplad al Señor, al glorioso Redentor, como un habitante más del mundo que creara, y sin embargo desconocido por los mismos a quienes manifestó tan grande interés para bendecirlos y salvarlos... ELC 42.5
¡Qué condescendencia hacia los hombres caídos de la tierra! ¡Qué maravilloso amor!—Manuscrito 75, 1886. 

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS