Seguidores

Un Dios personal


Un Dios personal, 3 de febrero

Dios ... en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo ... el cual siendo el resplandor de su gloria, y la misma imagen de su sustancia, y sustentando todas las cosas con la palabra de su potencia, habiendo hecho la purgación de nuestros pecados por sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas. Hebreos 1:1-3. FV 42.1
“Dios es Espíritu; y sin embargo, es un ser personal, pues así se ha revelado a sí mismo.... FV 42.2
“Como ser personal, Dios se ha revelado a sí mismo en su Hijo. El esplendor de la gloria del Padre, ‘y la misma imagen de su sustancia,’ Jesús, como Salvador personal, vino al mundo. Como Salvador personal ascendió también al cielo. Como Salvador personal, intercede en las cortes celestiales.”—El Ministerio de Curación, 393, 398. FV 42.3
“La teoría de que Dios es una esencia que penetra toda la naturaleza, es aceptada por muchos de los que profesan creer las Escrituras; pero por muy bien vestida que vaya esta teoría, encierra el más peligroso engaño.... Si Dios es una esencia que penetra toda la naturaleza, entonces vive en todos los hombres; y para llegar a la santidad, el hombre no tiene más que desarrollar el poder que está en sí mismo. FV 42.4
“Estas teorías, llevadas hasta su conclusión lógica ... desechan la necesidad de la expiación y hacen del hombre el Salvador de sí mismo.... Los que las aceptan, corren gran peligro de ser inducidos finalmente a considerar toda la Biblia como una ficción.... La revelación que de sí mismo dejó Dios en su Palabra es para nuestro estudio. Debemos procurar entenderla.... Nadie debe permitirse entrar en especulaciones respecto a la naturaleza de Dios. Aquí el silencio es elocuencia. El Omnisciente está por encima de toda discusión.”—Ibid. 408-410. FV 42.5

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS