Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

lunes, 23 de marzo de 2020

Abnegación


Abnegación, 23 de marzo

He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido. Marcos 10:28. HHD 91.1
Todos tienen que aprender cotidianamente ciertas lecciones en la escuela de Cristo, y tienen que obtener una experiencia diaria, para que puedan comprender su deber hacia sus hijos. HHD 91.2
Muchas personas honradas y bien intencionadas no progresan en la vida cristana porque no ven la necesidad de aprender constantemente más de Jesús. Después de convertirse, se regocijan porque se han decidido por el Señor. Un año más tarde, dan el mismo testimonio. No hay evidencia de crecimiento espiritual; aún son débiles como niños... La primera experiencia del nuevo converso es de felicidad y gozo; pero vienen las pruebas; hay que hacer frente a las perplejidades de la vida; rasgos pecaminosos de carácter que no han sido dominados luchan por obtener la supremacía, y a menudo la obtienen. Entonces viene un período de pérdida de la confianza y la paz, de descuido de la oración y la lectura de las Escrituras. Por falta del conocimiento y la experiencia que debieran tener, muchos son vencidos por Satanás. No saben cómo discernir las tentaciones y resistirlas... HHD 91.3
Tened fe en Jesús como vuestro ayudador. Recordad que no necesitáis elegir vuestra propia obra, o seguir vuestros propios caminos, sino mirar a Jesús como vuestro guía y modelo. Mantened su ejemplo siempre delante de vosotros, y demandad constantemente qué será lo agradable a sus ojos. Aprended de él lecciones de abnegación y sacrificio propio.—The Youth’s Instructor, 5 de diciembre de 1883. HHD 91.4

No hay comentarios:

Publicar un comentario