Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

viernes, 20 de marzo de 2020

El lugar secreto de oración


El lugar secreto de oración, 20 de marzo

El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Salmos 91:1. ELC 88.1
El camino hacia el trono de Dios siempre está abierto. No podéis estar continuamente arrodillados en oración, pero vuestras peticiones silenciosas pueden ascender constantemente a Dios en busca de fuerza y dirección. Al ser tentados, podéis huir al lugar secreto del Altísimo. Sus brazos eternos os rodearán.—Counsels on Health, 362. ELC 88.2
Nos acercamos a Dios por invitación especial, y él nos espera para darnos la bienvenida a su sala de audiencia... Podemos ser admitidos a la intimidad y comunión más estrecha con Dios.—El Discurso Maestro de Jesucristo, 107, 108. ELC 88.3
Orad con corazones humildes. Buscad a menudo al Señor en oración. Solamente en el lugar secreto el ojo ve a Jesús y el oído se abre para él. Saldréis del lugar secreto de oración para morar bajo la sombra del Omnipotente. Vendrán las tentaciones, pero os pondréis cada vez más cerca al lado de Jesús y pondréis vuestras manos en las suyas. Tendréis una rica experiencia, descansando en su amor y gozándoos en su misericordia. Las preocupaciones, perplejidades y cuidados se han ido, y os regocijáis en Jesucristo. El alma está pronta para oír la voz del Padre y tendréis la comunión con Dios. Queda excluida toda crítica, el juzgar a otros ha sido eliminado del alma. No hay lucha por la supremacía... ELC 88.4
En Jesucristo hay fragancia de carácter. Hay desarrollo de la nobleza de carácter, del refinamiento y de la pureza, porque al mirar reflejáis la imagen de Cristo. Hijos de Dios, hijas de Dios, debemos ser como él, en esta íntima relación con Dios recibimos poder y la capacitación del cielo para hacer las obras de Dios.—Carta 110, 1893. ELC 88.5

No hay comentarios:

Publicar un comentario