Ir al contenido principal

Apreciemos la luz de las escrituras


Apreciemos la luz de las escrituras, 9 de abril

Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán; me conducirán a tu santo monte, y a tus moradas. Salmos 43:3. RJ 105.1
El Espíritu Santo debe obrar en el corazón de los maestros de la Palabra de Dios, para que ellos puedan entregar la verdad a la gente de la misma manera clara y pura como Cristo entregó la verdad. El la reveló no sólo en sus palabras, sino en su vida... RJ 105.2
Los hombres en esta época del mundo actúan como si tuvieran la libertad de cuestionar las palabras del Infinito, de reestudiar sus decisiones y mandamientos, apoyándolos, revisándolos, rehaciéndolos y anulándolos a su placer. Y si no pueden viciar el sentido, malinterpretar o alterar la clara decisión de Dios, o torcerla para agradar a la multitud y a sí mismos, se desentienden de ella. Nunca estaremos seguros mientras seamos guiados por opiniones humanas; pero lo estaremos cuando seamos conducidos por un “Así dice el Señor”. No podemos confiar la salvación de nuestras almas a ninguna norma menor que la decisión de un Juez infalible. Quienes hacen de Dios su guía, y de su Palabra su consejera, siguen la lámpara de la vida. Los oráculos vivientes de Dios guían sus pies por caminos rectos. RJ 105.3
Quienes son guiados no osarán juzgar la Palabra de Dios, sino que siempre permiten que la Palabra los juzgue. Obtienen su fe y su religión de la Palabra de Dios. Es la guía que orienta su camino. Es una lámpara a sus pies, y una lumbrera para su camino. Ellos caminan bajo la dirección del Padre de la luz, en quien no hay mudanza, ni sombra de variación. Aquel cuya tierna misericordia está sobre todas sus obras, hace que el sendero del justo sea como una luz resplandeciente, que brilla más y más hasta que el día es perfecto.—The Review and Herald, 21 de febrero de 1899. RJ 105.4
Tenemos luz en las Escrituras, y se nos tomará en cuenta toda la luz que no es atesorada. Las obras de muchos no armonizan con la verdad que han recibido. Hay demasiado del elemento humano dentro de nuestros planes. No dependemos del Espíritu Santo para obrar con su energía transformadora sobre el corazón y la vida. Somos deficientes en fe, la cual es invencible y misteriosa. La eficacia de la verdad se debilita por el rumbo de quienes no purifican sus almas por medio de la obediencia a la verdad. RJ 105.5
Los que teman al Señor y guarden su pacto conocerán sus secretos. Necesitamos fe en Dios, para que bajo el poder santificador de su Palabra se manifiesten los principios de la hermandad humana. Su poder sobre la mente y el corazón nos capacitará para presentar las verdades de la santa Palabra de Dios. La sana doctrina, puesta en contacto real con las almas, resultará en prácticas sanas y elevadas. La verdad tal como es en Jesús debe ser atesorada. Entonces los cristianos no serán cristianos sólo de nombre. El amor de Cristo permeará sus vidas.—The Review and Herald, 28 de febrero de 1899. RJ 105.6

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

LA IGLESIA ADVENTISTA NO ES BABILONIA... ¡ES LAODICEA!

Conozco la Iglesia Adventista desde mi niñez (7 años) y sé que es la Iglesia Verdadera. Lo he sabido desde que mis papás encontraron en la Biblia la verdad del sábado y buscaron la iglesia que respetara los mandamientos de Dios y encontraron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde entonces he tenido la convicción de que la Iglesia Adventista es la Iglesia Verdadera, por cuanto es la única que predica la verdad completa y cumple los dos requisitos que ESTÁN ESCRITOS tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: ANTIGUO TESTAMENTO: “!!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”(Isaías 8:20) NUEVO TESTAMENTO “ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Apocalipsis 14:12) “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesu