Ir al contenido principal

Guardia de ángeles


Guardia de ángeles, 1 de abril

El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen y los defiende. Salmos 34:7. ELC 100.1
Si pudiera descorrerse el velo y cada uno pudiera ver la incesante actividad de la familia celestial para preservar a los habitantes de la tierra de los engaños seductores de Satanás, para que no sean desviados en su actitud descuidada por la estrategia satánica, perderían una buena medida de su confianza propia y seguridad en sí mismos. Verían que los ejércitos del cielo están en continua lucha con los agentes satánicos para lograr la victoria en favor de los que no sienten el peligro en que están y que siguen en inconsciente indiferencia.—The S.D.A. Bible Commentary 6:1120. ELC 100.2
Ángeles están rodeando el mundo, negándole a Satanás las pretensiones de supremacía hechas debido a la vasta multitud de sus adherentes. No oímos sus voces, no vemos con la vista natural la labor de esos ángeles, pero sus manos están unidas alrededor del mundo, y con vigilancia incesante están manteniendo a raya a las huestes de Satanás hasta que sea cumplido el sellamiento del pueblo de Dios. ELC 100.3
Como ministros de Jehová, los ángeles tienen poder y gran fuerza, y tienen la misión de salir del cielo a la tierra para ministrar a su pueblo. Se les ha encomendado la tarea de contener el poder furioso de aquel que ha salido como león rugiente, buscando a quien devore. El Señor es un refugio para todos los que ponen su confianza en él.—The S.D.A. Bible Commentary 7:967. ELC 100.4
Cuando entregamos todo lo que tenemos y somos a Dios y somos puestos en posiciones peligrosas de prueba y en contacto con Satanás, debemos recordar que tendremos la victoria si enfrentamos al enemigo en el nombre y el poder del Vencedor. Todos los ángeles serían enviados en nuestro auxilio cuando dependemos así de Cristo, antes de permitirse que seamos vencidos.—The Review and Herald, 5 de febrero de 1895. ELC 100.5

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

LA IGLESIA ADVENTISTA NO ES BABILONIA... ¡ES LAODICEA!

Conozco la Iglesia Adventista desde mi niñez (7 años) y sé que es la Iglesia Verdadera. Lo he sabido desde que mis papás encontraron en la Biblia la verdad del sábado y buscaron la iglesia que respetara los mandamientos de Dios y encontraron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde entonces he tenido la convicción de que la Iglesia Adventista es la Iglesia Verdadera, por cuanto es la única que predica la verdad completa y cumple los dos requisitos que ESTÁN ESCRITOS tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: ANTIGUO TESTAMENTO: “!!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”(Isaías 8:20) NUEVO TESTAMENTO “ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Apocalipsis 14:12) “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesu