Ir al contenido principal

Viendo al invisible


Viendo al invisible, 7 de abril

Por fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón, escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado, teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mira en el galardón. Hebreos 11:24-26. ATO 109.1
Piense en la vida de Moisés. ¡Qué resistencia y paciencia caracterizaron su vida! Pablo, en su epístola a los Hebreos, dice: “Porque se sostuvo como viendo al Invisible”. Hebreos 11:27. El carácter de Moisés no reveló simplemente resistencia pasiva al mal, sino perseverancia en un curso de acción firme y consecuente. Mantuvo siempre al Señor delante de sí, y El estuvo a su mano derecha para ayudarle. ATO 109.2
Moisés tuvo un sentido profundo de la presencia de Dios. Vio a Dios. No sólo miró a través de las edades al Cristo que habría de ser revelado, sino que vio a Cristo acompañando de manera especial a los hijos de Israel en todos sus viajes. Dios era real y estaba presente en sus pensamientos. Cuando se vio obligado a enfrentarse con el peligro, a soportar insultos y a ser mal comprendido por causa de Cristo, perseveró en ser paciente y en no tomar represalias. ATO 109.3
Moisés creyó en Dios como en Alguien a quien necesitaba y que lo ayudaría porque él necesitaba esa ayuda. Dios era para él un auxilio presente en todo tiempo de necesidad. Tenemos una fe muerta y nominal, mientras nos falta la real confianza, la fe perseverante. Dios era para Moisés el Recompensador de los que lo buscaban diligentemente. Moisés estimaba la recompensa. Aquí hay otro punto de la fe que deseamos estudiar, y que si es introducido en la vida y la experiencia de los que temen y aman a Dios, los capacitará para soportar las pruebas. Dios recompensará al hombre de fe y obediencia. Moisés estaba lleno de confianza en Dios porque tenía una fe correcta. Necesitaba la ayuda del Todopoderoso, oraba por ella, creía en ella y entretejía en la experiencia de su vida la convicción de que Dios cuidaría de él. Creía que Dios gobernaba su vida en particular. Sabía que el Señor le había asignado una obra especial y que la llevaría al éxito más completo que le resultara posible. Pero sabía que no podía hacerla sin la ayuda de Dios, porque tenía que tratar con un pueblo perverso. Sabía que la presencia de Dios era suficientemente fuerte como para llevarlo a través de las situaciones más difíciles en las que un hombre pudiera ser colocado. Podía ver y reconocer a Dios en cada detalle de su vida; sabía que estaba bajo la mirada de un Dios que todo lo ve, que pesa los motivos y prueba los corazones. Contemplaba a Dios y creía en El para recibir la fortaleza que le permitiera atravesar toda forma de tentación sin contaminarse. ATO 109.4
Moisés no solamente pensaba en Dios sino que lo veía. Veía a Jesús como su Salvador. Creía que los méritos del Salvador le serían imputados. La fe era en él una realidad, no una conjetura. Esta es la clase de fe que necesitamos, la fe que soportará la prueba.—Carta 42, del 7 de abril de 1886, dirigida al hermano Ramsey.* ATO 109.5

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

LA IGLESIA ADVENTISTA NO ES BABILONIA... ¡ES LAODICEA!

Conozco la Iglesia Adventista desde mi niñez (7 años) y sé que es la Iglesia Verdadera. Lo he sabido desde que mis papás encontraron en la Biblia la verdad del sábado y buscaron la iglesia que respetara los mandamientos de Dios y encontraron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde entonces he tenido la convicción de que la Iglesia Adventista es la Iglesia Verdadera, por cuanto es la única que predica la verdad completa y cumple los dos requisitos que ESTÁN ESCRITOS tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: ANTIGUO TESTAMENTO: “!!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”(Isaías 8:20) NUEVO TESTAMENTO “ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Apocalipsis 14:12) “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesu