Ir al contenido principal

El Cristo Triunfante


Sé fiel hasta la muerte, 14 de noviembre https://ift.tt/3ccFpUQ “Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro. Escudo y adarga es su verdad”. Salmos 91:4. El cuerpo de [Juan] Huss fue consumido. El Concilio hizo todo lo que pudo con este hombre, cuyo único crimen fue no haber aceptado la infalibilidad del Concilio de Constanza, ni permitir que su voz se elevara por encima de la voz de Dios registrada en su Palabra. Pero Dios “busca de nuevo en lo pasado”, revisando todos los procedimientos, hayan sido éstos de juicio o de misericordia... La biografía de los justos se encuentra entre los mejores tesoros que la iglesia puede poseer. Contamos con el beneficio de tener el registro de los eventos del poder del mal en contraste con las obras de aquellos que a lo largo de muchos siglos han vivido por cada palabra que sale de la boca del Señor. Esta rica experiencia nos ha sido conferida como un legado de gran valor. Cuando la historia se repita, cuando los grandes hombres y mujeres de la tierra ya no acudan a la Biblia buscando luz y evidencias de la verdad, cuando los mandamientos elaborados por los seres humanos sean exaltados por encima de los mandamientos de Dios y cuando se considere como un crimen obedecer a Dios antes que a las leyes civiles, entonces tendremos que recorrer una senda en la que únicamente contaremos con unos pocos ejemplos de quienes nos han precedido. El Señor apoyó a sus siervos fieles hasta el fin. Esto debiera ser un estímulo para nosotros. Debiera transmitir a los justos de todas las edades la confianza de que el Señor es inmutable. Él manifestará por su pueblo en esta época su gracia y su poder como lo hizo en las edades pasadas. Las declaraciones de la Palabra de Dios y la exactitud con que se han cumplido en la historia se combinan para brindarnos una convicción y una instrucción que es de gran valor... En la experiencia de Huss hubo un testimonio, se levantó un monumento que llamó la atención del mundo a la promesa: “Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida”. Juan Huss vive en el registro de la historia de las naciones. Sus obras de bien y su fe inconmovible, su vida pura y su inalterable seguimiento de la verdad que le fuera revelada; nada de esto cedería, ni siquiera para salvarse de una muerte cruel. Esa muerte triunfante fue testificada por todo el cielo, por todo el universo. Satanás golpeó el talón de la simiente de la mujer, pero en la ejecución de Huss la cabeza del enemigo fue golpeada... Las murallas celestiales se encuentran repletas de una multitud de ángeles que observan el conflicto de los seres humanos con el príncipe de las tinieblas... Con intenso interés miran para ver si el hijo de Dios, atormentado, perplejo, perseguido, denunciado, difamado y condenado como fue el Maestro, levanta su vista al cielo en busca de fortaleza. El cielo siempre espera que reclamemos su auxilio.—Manuscrito 38, 1887.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán