Ir al contenido principal

Recibiréis Poder


No es una emoción ni un rapto, 14 de noviembre https://ift.tt/3CaEWgd Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos. Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios. 2 Corintios 4:1, 2. Hermano mío, hay peligro para los que en nuestras filas cometen un error con respecto a recibir el Espíritu Santo. Muchos suponen que una emoción o un rapto de sentimientos son evidencias de la presencia del Espíritu Santo. Hay peligro de que los sentimientos correctos no sean comprendidos, y que las palabras de Cristo: “Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado” (Mateo 28:20), pierdan su valor. Hay peligro de que las propias invenciones e imaginaciones supersticiosas ocupen el lugar de las Escrituras. Digan a nuestro pueblo: No estén ansiosos de introducir algo no revelado en la Palabra. Manténganse cerca de Cristo. Recuerden sus palabras: “Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” Mateo 28:20. El está con nosotros mientras enseñamos las palabras que él habló, tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento. Quien dio los mandamientos en el Nuevo Testamento es el mismo que impartió la instrucción contenida en el Antiguo Testamento. El Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento son sagrados; porque ambos contienen las palabras de Cristo. Desde la caída de Adán, toda comunicación del cielo a la tierra ha venido por medio de Cristo. El que cree la instrucción contenida en el Nuevo Testamento y en el Antiguo Testamento, haciendo las cosas que Cristo ordenó en ellos, tiene al Salvador siempre consigo. Los apóstoles, los profetas y los santos hombres del pasado no perfeccionaron sus caracteres por medio de milagros, o por alguna demostración maravillosa y fuera de lo común, sino que usaron la capacidad que Dios les dio, confiando sólo en la justicia de Cristo. Todos los que usen esos medios obtendrán los mismos resultados. Satanás desea que cada transgresor de la ley de Dios pretenda ser santo. Se siente satisfecho cuando los hombres basan su fe en doctrinas espurias y en un simple entusiasmo religioso; así puede usarlos para engañar a otras personas.—The General Conference Bulletin, 1 de julio de 1900.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán