Ir al contenido principal

En los Lugares Celestiales


Para la gloria de Dios, 15 de noviembre https://ift.tt/3cjO4od Para que el nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, por la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo. 2 Tesalonicenses 1:12. Nuestro deber es que seamos muy celosos de la gloria de Dios y no demos a entender, por lo sombrío de nuestro semblante o por palabras inconvenientes, que los requerimientos de Dios constituyen una restricción de nuestra libertad. El ser entero tiene el privilegio de presentar un decidido testimonio en cada aspecto—en las facciones, en el temperamento, en las palabras, en el carácter—de que el servicio del Señor es bueno. Dios ama al pueblo que guarda sus mandamientos, porque mediante su obediencia honra su santo nombre, testificando de su amor por él... Nuestra fe y la intensidad de nuestro celo debieran estar en proporción a la gran luz que brilla sobre nuestra senda. La fe, la fe humilde y confiada en Dios, en nuestros hogares, en nuestro vecindario, en nuestras iglesias se revelará a sí misma. La obra del Espíritu Santo no será, no podrá ser estorbada. Dios se complace en revelarse a su pueblo como un padre, como un Dios en quien puede confiar implícitamente... Cuando los agricultores quieren recomendar o exhibir sus productos, no reúnen los especímenes más pobres sino los mejores. Las mujeres se esmeran por preparar el más excelente pan de manteca, moldeado y estampado con primor. Los hombres traen lo mejor de la producción de verduras de toda clase. Se traen los frutos mejores y más atractivos y su aspecto enorgullece a los hábiles trabajadores. La variedad de frutas—manzanas, duraznos, damascos, naranjas, limones, ciruelas—resulta muy atractiva... Nadie trae los ejemplares más defectuosos sino lo más selecto que la tierra puede producir. ¿Y por qué los cristianos que viven en estos últimos días no habrían de revelar los frutos más atractivos en acciones abnegadas? ... Sus palabras, su conducta, su vestimenta debieran llevar fruto de la mejor calidad.—Manuscrito 70, 1897.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán