Seguidores

En los Lugares Celestiales


Haced resonar el mensaje, 28 de noviembre https://ift.tt/3cVHDrR Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente. Apocalipsis 22:17. Poco antes de su ascensión a su trono celestial, Cristo comisionó a sus discípulos para que fueran a todo el mundo como maestros de justicia... Entre los creyentes que recibieron la comisión había muchos que provenían de los más humildes caminos de la vida—hombres y mujeres que habían aprendido a amar a su Señor y que habían decidido seguir su ejemplo de servicio abnegado. A esos humildes seres de talentos limitados, tanto como a los discípulos que habían estado con el Salvador durante los años de su ministerio terrenal, les fue dado el encargo de ir a “todo el mundo y predicar el Evangelio a toda criatura”. Marcos 16:15... A los miembros de la iglesia cristiana primitiva se les encomendó un sagrado depósito. Habían de ser ejecutores de la voluntad por la cual Cristo había legado al mundo el tesoro de la vida eterna... Los creyentes de todos los tiempos comparten el legado entregado a los primeros discípulos. Dios desea que todo creyente sea un ejecutor de la voluntad del Salvador... La labor abnegada del pueblo de Dios en lo pasado es para sus siervos de la actualidad una lección objetiva y una inspiración. Hoy el pueblo de Dios ha de ser celoso de buenas obras, apartándose de toda ambición mundana y caminando humildemente en las pisadas del humilde Nazareno que anduvo haciendo bienes... “El Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven”. Esta comisión de invitar a otros a que vengan concierne a toda la iglesia y se aplica a todo el que ha aceptado a Cristo como su Salvador personal... Cada alma que ha oído la invitación divina ha de proclamar el mensaje por valles y montañas diciendo a todo aquel con quien se relacione: “Ven”. Desde el momento de la conversión los que reciben a Cristo deben convertirse en la luz del mundo.—The Review and Herald, 24 de marzo de 1910.

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS