Seguidores

El Cristo Triunfante


Este no es tiempo de compromisos, 6 de diciembre https://ift.tt/3rExbgV “El guarda respondió: la mañana viene, y después la noche; preguntad si queréis, preguntad; volved, venid”. Isaías 21:12. Nos acercamos al conflicto final y no es tiempo para hacer concesiones, ni para ocultar los colores. Cuando la batalla ruge, nadie se vuelve traidor. No es tiempo para deponer o esconder nuestras armas y darle ventaja a Satanás en la contienda. A menos que velemos y mantengamos los vestidos sin mancha mundanal, no permaneceremos fieles al Capitán... Pasen la voz a los demás guardias, diciendo: “La mañana viene, y después la noche.” No es ahora tiempo para claudicar en nuestros esfuerzos, ni embotarnos o perder nuestro entusiasmo, ni tiempo de ocultar nuestra luz debajo de un almud, ni de hablar con delicadeza, ni de profetizar engaño. Debemos emplear toda nuestra energía en la causa de Dios. Debemos ser obedientes, testificando en favor de Dios y de la verdad. Nadie se desvíe ante cualquier sugerencia que el mundo pueda hacer. Nadie haga concesiones, hay una causa por delante de vital importancia para el pueblo remanente de Dios hasta el mismo fin de la historia de esta tierra. Por esta razón, están involucrados intereses eternos. En la antesala de la crisis no es tiempo de ser hallado con un corazón envilecido por la incredulidad y alejado del Dios viviente. La apostasía original comenzó con la incredulidad y el rechazo de la verdad, pero si hemos de triunfar, debemos tener los ojos de la fe fijos en Jesús, el Capitán de nuestra salvación. Debemos seguir el ejemplo de Cristo. En toda actividad de Jesús aquí en la tierra, él tuvo sus ojos puestos en la gloria de Dios... En Cristo, la divinidad y la humanidad estaban unidas, para que pudiera revelarnos el propósito de Dios y conducirnos a una estrecha relación con él. Esta unión nos capacitará para vencer al enemigo, pues por medio de la fe en Cristo, estará a nuestra disposición el poder divino. Nuestro número está creciendo, nuestros medios se están extendiendo y todo esto requiere unión entre los obreros y plena consagración y devoción por la causa de Dios. No hay lugar en la obra de Dios para obreros sin entusiasmo, ni para quienes no sean calientes ni fríos. Los guardas de los muros de Sión deben ser vigilantes y no deben dormitar ni de día ni de noche. Si no han recibido el mensaje de labios de Cristo, sus trompetas darán un sonido incierto. Hermanos y hermanas, el Señor los llama, tanto a pastores como a laicos. Escuchen su voz cuando les habla por medio de su Palabra. Permitan que su verdad sea recibida en sus corazones, para que puedan ser espirituales gracias al poder vivificante y purificador. Entonces, permitan que los diferentes mensajes para este tiempo se transmitan de un atalaya a otro de los muros de Sión.—Manuscrito 152, 1897.

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS