Seguidores

Hijos e Hijas de Dios


Vivid justa y piadosamente, 6 de diciembre https://ift.tt/3dqsajO Vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. Tito 2:12, 13. ¡Oh, que nuestro corazón pueda ser impresionado profundamente con la importancia de vivir vidas santas; que el mundo pueda darse cuenta, al tratar con nosotros, que hemos estado con Jesús, y que hemos aprendido de él! La importancia del cristiano no depende de la posesión de talentos brillantes, de una cuna eminente, o de facultades maravillosas, sino de un corazón limpio, un corazón que, purificado y refinado, refleje la imagen de la Divinidad. La presencia de Aquel que dio su vida por nosotros, embellece el alma... Los hombres de oración son los hombres de poder. Serán capacitados para conducir a los pecadores a la cena de bodas del Cordero... No permitáis que cosas insignificantes absorban vuestro tiempo y vuestra atención. Concentrad vuestra mente en los gloriosos temas de la Palabra de Dios. Un estudio de ellos os dará una fortaleza que os sostendrá a través de las pruebas y dificultades de los últimos días, y os llevará adonde caminaréis con Cristo vestidos con vestiduras blancas, porque sois dignos. En la Palabra de Dios, estudiada y obedecida, tenemos una guía espiritual y un instructor por cuyo medio las peores formas de mal que se encuentran en nosotros pueden ser sometidas a la disciplina de su ley. Si las enseñanzas de esta Palabra se convierten en la influencia dominante de nuestra vida, si la mente y el corazón se someten a su poder restrictivo, los males que ahora existen en las iglesias y las familias no tendrían lugar. Las más puras bendiciones descenderían sobre las familias convertidas, y de esos hogares saldría una influencia que haría del pueblo de Dios una potencia que se pondría del lado de la verdad.—The Review and Herald, 24 de noviembre de 1904.

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS