Ir al contenido principal

En los Lugares Celestiales


Nuestra segura defensa, 7 de diciembre https://ift.tt/3dsKatZ Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. Apocalipsis 3:10. Como nunca Satanás está ahora intensamente ocupado en jugar el juego de la vida por las almas; y a menos que estemos permanentemente en guardia, introducirá en nuestro corazón orgullo, amor al yo, amor al mundo y muchos otros malos rasgos. Empleará también todo recurso posible para desarraigar nuestra fe en Dios y en las verdades de su Palabra. Si no tenemos una experiencia profunda en las cosas de Dios, si no poseemos un conocimiento cabal de su Palabra, seremos engañados para nuestra ruina por los errores y sofisterías del enemigo. Las doctrinas falsas minarán los cimientos de los hombres, porque no han aprendido a discernir la verdad del error. Nuestra única salvaguardia contra las tretas de Satanás consiste en estudiar con diligencia las Escrituras, en tener una comprensión inteligente de las razones de nuestra fe y en cumplir con fidelidad todo deber conocido. La complacencia de un pecado conocido provocará debilidad y tinieblas, y nos someterá a violentas tentaciones... ¿Ascienden nuestras súplicas a Dios con una fe viva? ¿Abrimos la puerta del corazón a Jesús y cerramos todos los conductos de entrada a Satanás? ¿Obtenemos diariamente una luz más clara y una mayor fortaleza a fin de poder permanecer en la justicia de Cristo? ¿Vaciamos nuestro corazón de todo egoísmo y lo purificamos, preparándolo para recibir la lluvia tardía del cielo? ... ¿Cuál es la defensa del pueblo de Dios en este tiempo?—Una relación viviente con el Cielo. Si deseamos habitar seguros de la pestilencia malsana, si deseamos ser preservados de peligros visibles e invisibles, debemos ocultarnos en Dios; debemos asegurarnos el cuidado protector de Jesús y los santos ángeles.—The Review and Herald, 19 de noviembre de 1908.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

LA IGLESIA ADVENTISTA NO ES BABILONIA... ¡ES LAODICEA!

Conozco la Iglesia Adventista desde mi niñez (7 años) y sé que es la Iglesia Verdadera. Lo he sabido desde que mis papás encontraron en la Biblia la verdad del sábado y buscaron la iglesia que respetara los mandamientos de Dios y encontraron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde entonces he tenido la convicción de que la Iglesia Adventista es la Iglesia Verdadera, por cuanto es la única que predica la verdad completa y cumple los dos requisitos que ESTÁN ESCRITOS tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: ANTIGUO TESTAMENTO: “!!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”(Isaías 8:20) NUEVO TESTAMENTO “ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Apocalipsis 14:12) “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesu