Seguidores

La Fe por la Cual Vivo


La recompensa de ganar almas, 30 de diciembre https://ift.tt/3sGsdAZ Y los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan a justicia la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad. Daniel 12:3. “En nuestra vida terrenal, aunque restringida por el pecado, el mayor gozo y la más elevada educación se encuentran en el servicio. Y en el estado futuro, libre de las limitaciones de la humanidad pecaminosa, hallaremos nuestro mayor gozo y nuestra más elevada educación en el servicio.”—La Educación, 298. “Cierto cristiano dijo una vez que cuando llegara al cielo esperaba encontrarse con tres motivos de asombro: se asombraría de hallar a algunos que no esperaba ver allá; se asombraría de no ver a algunos que esperaba encontrar; y finalmente, más que todo, se asombraría de encontrarse él mismo en el paraíso de Dios, un pecador tan indigno. Muchos que ocuparon lugares muy destacados como cristianos aquí en la tierra no se hallarán en la dichosa multitud que rodeará el trono. Los que han tenido conocimientos y talentos y no obstante se complacieron en controversias y contiendas profanas, no estarán entre los redimidos.... Quisieron hacer algo grande para ser admirados y halagados pero sus nombres no estuvieron escritos en el libro de la vida del Cordero.... Pero aquellos cuyas vidas fueron embellecidos por pequeños actos de bondad, por tiernas palabras de afecto y simpatía, cuyos corazones rehuyeron la lucha y la contienda, que nunca realizaron algo grande con el propósito de ser alabados, éstos fueron hallados en el libro de la vida del Cordero. El mundo los consideró insignificantes pero Dios los aprobó ante el universo entero.”—The Signs of the Times, 24 de febrero de 1890.

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS