Ir al contenido principal

Alza tus Ojos


Dios nos ayuda a cumplir su voluntad, 20 de junio https://ift.tt/j6O28M1 Ocupaos de vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Filipenses 2:12, 13. Hablen de las bendiciones de Dios. Introduzcamos en nuestras vidas toda la afabilidad posible. Cuando otros comiencen a cuestionar y criticar, determinémonos, sea mediante el silencio o haciendo girar la conversación a otro tema, aplicar un corte a las palabras que no serían dichas con sabiduría. Necesitamos continuar esperando en el Señor mediante la oración y súplicas humildes, esforzándonos para guardar la puerta de nuestros labios a fin de no pronunciar ninguna palabra necia con sabor a incredulidad. Debemos hablar con fe, practicando las mismas cosas que pedimos al Señor que podamos hacer por su gracia. De esta manera obramos nuestra propia salvación, tratando de ayudar y salvar, mediante palabras fieles y hechos amables, a aquellos que se encuentran en problemas. Es Dios el que produce en nosotros así el querer como el hacer por su buena voluntad. Lo finito y lo infinito deben unirse para realizar la obra que necesita ser hecha. Dios se ha comprometido a proporcionamos fortaleza, ánimo, afabilidad y gozo en nuestro Salvador. Cuando permanecemos en El, la palabra que arrojaría sombras sobre otros, no se dice. Recordemos que cada uno tiene algún punto oscuro en su experiencia. Hagamos todo lo que podamos para llevar ánimo y esperanza a las vidas de los demás. ¡Qué bendición será esto! Ellos a su vez, hablarán palabras de ánimo a otros a fin de que la luz brille en sus corazones. Al hacer esta obra llegaremos a comprender que el Señor escucha nuestras oraciones porque obramos en armonía con ellas, cumpliendo todo deber para con Dios y para con nosotros mismos. Debemos hacer nuestra obra con una actitud mental de agradecimiento y de oración. Pero por fe podemos reclamar el cumplimiento de la promesa: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis”. Mateo 7:7. Sí, encontraremos la respuesta a nuestras oraciones, porque Dios obrará en forma extraordinariamente abundante, por encima de nuestras mayores expectativas. ¡Qué testimonio precioso daremos entonces de Dios! ¡Qué honor haremos a la verdad de su Palabra! Estaremos en condiciones de decir: “Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová. Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira”. Salmos 40:1-4.—Carta 87, del 20 de junio de 1900, dirigida a Edson y Emma White.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

LA IGLESIA ADVENTISTA NO ES BABILONIA... ¡ES LAODICEA!

Conozco la Iglesia Adventista desde mi niñez (7 años) y sé que es la Iglesia Verdadera. Lo he sabido desde que mis papás encontraron en la Biblia la verdad del sábado y buscaron la iglesia que respetara los mandamientos de Dios y encontraron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Desde entonces he tenido la convicción de que la Iglesia Adventista es la Iglesia Verdadera, por cuanto es la única que predica la verdad completa y cumple los dos requisitos que ESTÁN ESCRITOS tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: ANTIGUO TESTAMENTO: “!!A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”(Isaías 8:20) NUEVO TESTAMENTO “ Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” (Apocalipsis 14:12) “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesu