Ir al contenido principal

La Maravillosa Gracia de Dios


Pedidlo, 30 de julio https://ift.tt/jo5C6If Si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? Lucas 11:13. Nuestro Señor es rico en gracia, grande en poder; concederá en abundancia estos dones a todos los que acudan a él con fe... Debemos orar con tanto fervor por el derramamiento del Espíritu Santo como oraron los discípulos en el día de Pentecostés. Si ellos lo necesitaban en esa época, más lo necesitamos nosotros hoy. Las tinieblas morales cubren la tierra como una mortaja. Toda clase de doctrinas falsas, de herejías y de engaños satánicos están desviando la mente de los hombres. Sin el Espíritu y el poder de Dios será en vano que trabajemos para presentar la verdad.—Testimonies for the Church 5:157, 158. Por la gracia de Cristo los apóstoles llegaron a ser lo que fueron. Mediante sincera devoción y oración humilde y ferviente fueron puestos en íntima comunión con él. Se sentaron juntamente con él en lugares celestiales. Comprendieron la grandeza de su deuda hacia él. Mediante oración fervorosa y perseverante lograron que se les impartiera el Espíritu Santo, y entonces salieron, investidos de la responsabilidad de salvar almas, llenos de celo, para extender los triunfos de la cruz... ¿Seremos nosotros menos fervientes que los apóstoles?—Ibid. 7:32. Puesto que éste es el medio por el cual hemos de recibir poder, ¿por qué no tener más hambre y sed del don del Espíritu? ¿Por qué no hablamos de él, oramos por él y predicamos respecto a él?... Cada obrero debiera elevar su petición a Dios por el bautismo diario del Espíritu.—Los Hechos de los Apóstoles, 41. Un día tras otro pasa a la eternidad, llevándonos siempre más cerca del fin del tiempo de gracia. Como nunca antes, debemos orar para que el Espíritu Santo nos sea concedido en mayor abundancia, y debemos esperar que su influencia santificadora sea sentida por los obreros... En medio de la confusión de doctrinas engañosas, el Espíritu de Dios será un guía y escudo para aquellos que no hayan resistido las evidencias de la verdad, y hayan acallado toda otra voz que la de Aquel que es la verdad.—Obreros Evangélicos, 305, 306.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ADORACIÓN VERDADERA Y LA FALSA ADORACIÓN

Por: Miguel Cabán, pastor jubilado de la Asociación del Oeste de Puerto Rico   La gran mayoría de los lectores de este tratado ha escuchado acerca de la Iglesia Celebración que surgió a fines de los 80. Los defensores de celebración sostienen que hay que alcanzar a los jóvenes de la nueva generación con  música  moderna como Rock, Pop, ect, etc. ¿Saben ustedes como le llaman actualmente a esas iglesias de celebración? Iglesias culturalmente relevantes (New Song Church o iglesias para jóvenes o Turn Point). Ahora cabe preguntar ¿Debemos de usar la música Rock para poder alcanzar a los jóvenes de la nueva generación?    Un autor dice al respecto: “¿Usamos drogas para alcanzar a los viciados para Cristo? ¿Usamos lenguaje obsceno para alcanzar aquellos que blasfeman? ¿Robamos para nosotros identificarnos con los ladrones? ¿Producimos material pornográfico para presentar a Cristo a los pornográficos? ¿Por qué entonces deberíamos usar una música carnal para conseguir llamar la atención del

Alza tus Ojos

Escoged cada día, 9 de febrero https://ift.tt/WkwH4TG La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. Salmos 119:130. Cuanto más a menudo se lee el Nuevo Testamento, más instructivo es. Ninguno se cansa de sus palabras hermosas, porque son semejantes a piedras preciosas. Cuanto más profunda sea la investigación que se haga en ellas, tanto más nueva y más espléndida será la luz reflejada por las mismas. Cuanto más estudiemos la Palabra con corazón sencillo y confiado, más comprenderemos la senda por la que debemos andar a fin de alcanzar el Paraíso de Dios. Recibimos vida de Cristo mediante el estudio de su Palabra. “En él estaba la vida”; vida original, no prestada. Es la fuente de vida. Recibimos vida del Salvador, quien la vuelve a tomar. La vida que nos ha sido dada por Dios debiera ser utilizada de la mejor manera, porque como instrumentos humanos estamos formando nuestro propio destino. Necesitamos escoger sabiamente para asociamos con quienes nos capacitarán