Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

Confía en su iluminación

Confía en su iluminación, 14 de abril
Dame entendimiento, y guardaré tu ley, y la cumpliré de todo corazón. Salmos 119:34.{RP 115.1}
Los agradables manantiales del campo de la revelación tienen la verdad celestial, la paz, y la alegría. Estas fuentes de gozo son parte de las riquezas para todos los que las buscan. Las palabras de la inspiración, atesoradas en el corazón, son como corrientes vitalizadoras que fluyen del río del agua de la vida. Nuestro Salvador oró para que el intelecto de sus seguidores pudiera ser abierto a la comprensión de las Escrituras. Dondequiera que se estudie la Biblia con oración, el Espíritu Santo abrirá la mente al entendimiento de las palabras que leamos. La persona cuyo discernimiento es iluminado como resultado de abrir la Palabra de Dios, percibe que debe continuar la búsqueda con mayor diligencia para poder comprenderla; también descubre que necesita tener un mayor conocimiento de las ciencias. Entonces siente que fue llamada para una elevada vocación en Cristo.{RP 115.2}
Cuanto más estrecha es la relación con la Fuente de todo conocimiento y sabiduría, tanto más sentirá que debe hacer otros avances para conseguir mayores logros intelectuales y espirituales. El abrir la Palabra de Dios siempre trae como resultado una notable apertura y fortalecimiento de las facultades del hombre, porque el principio de sus palabras alumbra. Al contemplar las grandes verdades, la mente se eleva, y los afectos se purifican y refinan, porque el Espíritu, por intermedio de la verdad de Dios, alienta al que le falta vigor, estimula sus facultades espirituales, y atrae al creyente a la atmósfera celestial.{RP 115.3}
Entonces tome su Biblia y preséntese delante del Padre celestial, pidiendo: “Ilumínane; enséñame qué es verdad”. El Señor responderá su oración y el Espíritu Santo imprimirá la verdad en su ser. Al investigar por usted mismo las Escrituras, fortalecerá su fe. Es de la mayor importancia que escudriñe en forma regular la Biblia con el propósito de atesorar en su mente la verdad. Puede llegar a ser privado del compañerismo de otros cristianos, y puesto donde no tenga el privilegio de reunirse con los hijos de Dios. Por eso, usted necesita guardar en su corazón los tesoros de las Escrituras, para que cuando se desate la persecución pueda someter todo a la prueba de la Palabra de Dios.—The Bible Echo, 15 de octubre de 1892.{RP 115.4}
https://egwwritings.org/?ref=es_RP.102

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...