Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

De rudos a refinados


De rudos a refinados, 16 de abril
El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno. Romanos 12:9.{HHD 115.1}
Los hábitos, repetidos a menudo, conforman el carácter. Los niños que se permiten hablar rudamente el uno al otro y se portan descortésmente en el hogar, están formando hábitos que se manifestarán en su vida ulterior, y que les resultará muy difícil vencer. No manifiestan temer a Dios. No revelan refinamiento de carácter; su disposición resulta áspera, carente de urbanidad y de lo que constituye refinamiento en los modales; y todo esto es el reflejo de la educación que se le da en el hogar.{HHD 115.2}
En la conducta de los hijos fuera del hogar, los extraños pueden leer, como en un libro abierto, la historia de la vida que se lleva allí. Leen la historia de deberes descuidados, de la falta de meditación detenida, de la carencia de abnegación, de una disposición a la riña, a la irritabilidad y a la impaciencia; mientras que aquellos que revelan que tienen el temor del Señor ante ellos, darán un testimonio, en su carácter y en sus palabras, de un hogar donde se atesora el amor, donde hay paz, donde se cultiva la paciencia, donde se presta atención a las pequeñeces de la vida, donde todos están preocupados de su deber de hacer felices a los demás...{HHD 115.3}
¿Os estáis preparando todos vosotros para ser miembros de la familia celestial? ¿Estáis tratando de prepararos, en vuestra vida de hogar, para llegar a ser miembros de la familia del Señor? Si es así, haced feliz la vida de hogar mediante el mutuo sacrificio propio. Si queremos que Jesús more en la casa, permitamos que sólo se pronuncien allí palabras amables. Los ángeles de Dios no morarán en un hogar en el cual se halla la contienda y la contención. Atesoremos la paz, la cortesía cristiana, y los ángeles serán vuestros huéspedes.—The Youth’s Instructor, 14 de abril de 1886.{HHD 115.4}
https://egwwritings.org/?ref=es_HHD.115

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...