La justicia se obtiene por la fe

La justicia se obtiene por la fe, 16 de abril
Mas al que no obra, pero cree en aquél que justifica al impío, la fe le es contada por justicia. Romanos 4:5.{FV 114.1}
“La fe que es para salvación, no es una fe casual, no es un mero asentimiento del intelecto: es una fe arraigada en el corazón que acepta a Cristo como Salvador personal.... El pecador a punto de perecer, puede decir: ‘Soy un pecador perdido; pero Cristo vino para buscar y salvar lo que se había perdido. El dice: No vine a buscar a justos sino a pecadores al arrepentimiento. Soy pecador y él murió en la cruz del calvario para salvarme. No necesito estar perdido ni un momento más. El murió y resucitó para mi justificación. Y me salvará ahora. Acepto el perdón que él ha prometido.’ ...{FV 114.2}
“La gran obra que se realiza en bien del pecador manchado de pecado, es la obra de justificación. Por Aquel que habla verdad, el pecador es declarado justo. El Señor imputa al pecador la justicia de Cristo y lo declara justo ante el universo. Transfiere sus pecados a Jesús, representante, sustituto y fiador del pecador. Sobre Cristo coloca la iniquidad de cada alma que cree....{FV 114.3}
“Por medio del arrepentimiento y la fe, nos libramos del pecado y miramos al Señor, nuestra justicia. Jesús sufrió, el Justo por los injustos.... Habiéndonos justificado por la imputada justicia de Cristo, Dios nos declara justos y nos trata como justos. Nos mira como sus amados hijos. Cristo obra contra el poder del pecado y, donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia. ‘Justificados pues por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo: por el cual también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.’”—Selected Messages 1:391-394.{FV 114.4}
https://egwwritings.org/?ref=es_FV.114

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS