Un carácter como el de Cristo

Un carácter como el de Cristo, 16 de abril
Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Colosenses 3:12, 13.{ATO 118.1}
Durante las horas de la noche, mientras otros duermen, oro para que la importante obra que se me ha entregado sea realizada tan desinteresada y fielmente como para que Dios pueda aprobarla. No es para mí motivo de ansiedad lo que otros pueden pensar o hacer, sino ¿qué debo hacer yo para glorificar a Dios?, y ¿soportará mi obra el examen divino? ¿Ha sido eliminada de mí toda mirada altanera? ¿Está mi corazón en armonía con Jesús, el humilde Hombre del Calvario? Lloro, oro y trabajo evaluando mis motivos y sentimientos a la luz de la eternidad y, si llego a estar por fin entre los salvados, ello será por el incomparable amor de mi Redentor.{ATO 118.2}
¡Oh, cuán grande ha sido ese amor que soportó la abnegación y el sacrificio de sí mismo por mí! Todo lo que podamos hacer será siempre muy poco. Bien podemos decir que somos siervos inútiles. Tan ciertamente como nos exaltamos a nosotros mismos y tratamos de sentarnos en el sitial más elevado, Dios nos humillará en alguna forma muy penosa para la naturaleza humana...{ATO 118.3}
Mi esposo, debemos cultivar el espíritu de Cristo. Son muchos los que profesan la verdad y necesitan su influencia santificadora en sus corazones. Un trato honesto y una profesión exaltada pueden caracterizar la vida, pero la falta de la verdadera bondad, nobleza de alma y conducta conciliatoria neutralizarán todo el bien que sean capaces de hacer. Una religión amarga y condenatoria no encuentra ejemplo en la religión de Cristo...{ATO 118.4}
Debemos cultivar el hábito de las palabras amables, las miradas placenteras y la cortesía desinteresada, porque ellas adornarán nuestros caracteres con un encanto que nos asegurará el respeto y aumentará nuestra utilidad diez veces más de lo que podría ser de otro modo en palabras y conducta...{ATO 118.5}
Tendremos que rendir cuentas a Dios en el más allá, y no quisiéramos ser avergonzados por ellos debido a que [los registros] llevan la estampa de las contradicciones del impulso y del egoísmo. Necesitamos tener en cuenta la gloria de Dios, nuestro templo purificado del egoísmo... y nosotros asimilados a su imagen divina. Crezcamos en la gracia. Aferrémonos con fe de Jesucristo y seremos sostenidos por su poder.—Carta 22, del 16 de abril de 1880, dirigida a Jaime White, su esposo, quien todavía era presidente de la Asociación General.*{ATO 118.6}
https://egwwritings.org/?ref=es_ATO.118

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS