Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

La rebelión establecida es incurable

La rebelión establecida es incurable, 18 de abril
“Se acercaron entonces a Aarón y le dijeron: Levántate, haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moisés, el varón que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido”. Éxodo 32:1.{CT 117.1}
Todos tienen la libertad de escoger entre tomar posición con los rebeldes o participar con quienes están de parte de Dios y de la verdad, los que han trabajado con tenacidad, fidelidad y abnegación en esta gran causa, y habiendo padecido pruebas y reproches han librado con valor las batallas del Señor.{CT 117.2}
La rebelión establecida es incurable. Primero se originó en el cielo con el ángel más próximo en jerarquía a Jesucristo. Este ser celestial tan enaltecido tuvo simpatizantes que se unieron a él en su rebelión. Él, Satanás, el gran rebelde, fue expulsado entonces del cielo y todos sus rebeldes simpatizantes compartieron su suerte. Desde entonces su obra especial ha sido incitar a la rebelión a todos aquellos a quienes ha podido controlar.{CT 117.3}
Dijo el ángel: “La rebelión continuará hasta el tiempo de la finalización de la obra del mensaje del tercer ángel. No se maravillen, ni se desanimen. El que ha vencido al dirigente de la rebelión es el que está a la cabeza de esta gran obra. Aunque Satanás manifestase júbilo y pudiera parecer triunfante por un tiempo, el gran Conquistador ha puesto sus ojos sobre él y no le permitirá ir más allá de los límites que le ha impuesto. Se le permitió asumir poderes por un tiempo a fin de revelar a los de corazón verdadero, de probar al fiel, de desarrollar lo que es espurio y separarlos del que posea corazón puro. A su tiempo los rebeldes serán separados de los leales y fieles, porque la verdad ha reunido a seres de todo tipo”.{CT 117.4}
Entonces me fue mostrado el peregrinaje de los hijos de Israel. La rebelión fue un hecho común en la experiencia del Israel antiguo. Moisés se había apartado de ellos sólo por cuarenta días, y ese fue el tiempo suficiente para que se gestara una de las más grandes defecciones de Dios, quien les había mostrado favores especiales y cuya voz se había escuchado desde el Monte Sinaí. En medio de gran solemnidad Dios promulgó los Diez Mandamientos a los oídos del pueblo, lo cual los indujo a suplicar a Moisés, con temor y temblor, que el Eterno no volviera a hablarles otra vez, sino que él recibiese el mensaje y lo comunicara luego a ellos. Forjaron entonces un becerro y se apartaron de Dios, sumiéndose en la bajeza de la idolatría, esa que consiste en adorar la obra de sus propias manos.—Manuscrito 1, 1865.{CT 117.5}
https://egwwritings.org/?ref=es_CT.117

VERDADES Y ERRORES ACERCA DE LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN. PR. LEROY BRESKOW

TOMADO DE: https://independent.academia.edu/LeroyEBeskow PUEDE DESCARGAR FÁCILMENTE ESTOS MATERIALES EN: https://drive.google.com/drive...