Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

martes, 11 de febrero de 2020

Hacia Sodoma


Hacia Sodoma, 11 de febrero

Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera. Génesis 13:12, 13. CV 48.1
La región más feraz de toda Palestina era el valle del Jordán... También había ciudades, ricas... Ofuscado por sus visiones de ganancias materiales, Lot pasó por alto los males morales y espirituales que encontraría allí... Lot “escogió para sí toda la llanura del Jordán”, “y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma”. ¡Cuán mal previó los terribles resultados de esa elección egoísta!—Historia de los Patriarcas y Profetas, 126. CV 48.2
Lot eligió Sodoma para que fuera su hogar porque vio que podía conseguir ganancias, desde el punto de vista del mundo. Pero después que se hubo establecido y enriquecido en tesoros terrenales, se convenció de que se había equivocado al no tomar en consideración la base moral de la comunidad en la cual iba a construir su hogar. CV 48.3
Los moradores de Sodoma estaban corrompidos; conversaciones profanas herían diariamente los oídos de Lot y su alma justa era afligida por la violencia y el crimen ante los cuales se encontraba impotente. Sus hijos se estaban volviendo como esa gente perversa, porque su compañía los había pervertido. Teniendo en cuenta todas esas consideraciones, las riquezas mundanales que había adquirido parecían ínfimas e indignas del precio que había pagado por ellas... La ira del Señor se dirigió finalmente contra los malvados habitantes de la ciudad, y ángeles de Dios visitaron Sodoma para sacar a Lot, a fin de que no pereciera en la ruina de la ciudad.—Testimonies for the Church 4:110. CV 48.4
La influencia de su esposa y las amistades que tuvo en esa ciudad impía, le habrían inducido a apostatar de Dios, de no haber sido por la instrucción fiel que antes había recibido de Abrahán. El casamiento de Lot y su decisión de residir en Sodoma iniciaron una serie de sucesos cargados de males para el mundo a través de muchas generaciones.—Historia de los Patriarcas y Profetas, 172. CV 48.5
Satanás tiene el propósito de atraer a las ciudades a los hombres y las mujeres, y con el fin de lograrlo inventa toda clase de novedades y diversiones... Y las ciudades del mundo están llegando a ser hoy como las ciudades que existían antes del diluvio... Volvemos a decir: “Fuera de las Ciudades”. Mensajes Selectos 2:408.* CV 48.6

No hay comentarios:

Publicar un comentario