La resurrección de Cristo y la nueva vida


La resurrección de Cristo y la nueva vida, 14 de febrero

El ladrón no viene sino para hurtar, y matar, y destruir: yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10. FV 53.1
“Su resurrección es figura y garantía de la resurrección de todos los justos muertos.”—El Deseado de Todas las Gentes, 716. FV 53.2
“El que dijo: ‘Yo pongo mi vida para volverla a tomar,’ salió de la tumba por la vida que había en él. La humanidad murió; la divinidad no muere.”—The S.D.A. Bible Commentary 5:1113. FV 53.3
“Únicamente el que es uno con Dios podía decir: ‘tengo poder para poner mi vida y tengo poder para volverla a tomar.’ En su divinidad, Cristo poseía el poder de quebrar las ligaduras de la muerte.”—El Deseado de Todas las Gentes, 716. FV 53.4
“Está investido con el derecho de dar la inmortalidad. La vida que él depuso en la humanidad, la vuelve a tomar y la da a la humanidad. ‘Yo he venido, dijo, para que tengan vida y para que la tengan en abundancia.’”—Ibid. 717. FV 53.5
Cristo es la vida. El que pasó por la muerte para destruir a aquel que tiene el imperio de la muerte es la fuente de toda vitalidad. Hay bálsamo en Galaad, y médico allí. Cristo soportó una muerte atroz bajo las circunstancias más humillantes, a fin de que tuviésemos vida. dio su preciosa vida para vencer la muerte. Pero se levantó de la tumba, y las miríadas de los ángeles que vinieron a contemplarle mientras recuperaba la vida que había depuesto, oyeron sus palabras de gozo triunfante cuando, de pie sobre la tumba abierta de José, proclamó: ‘Yo soy la resurrección y la vida.’”—Testimonios Selectos 4:320. FV 53.6
“La resurrección y la ascensión de nuestro Señor es una prueba segura del triunfo de los santos sobre la muerte y el sepulcro, y una garantía de que el cielo está abierto para los que lavan su carácter y lo emblanquecen en la sangre del Cordero.”—Testimonies for the Church 9:286. FV 53.7

Comentarios

Entradas populares

El Mensaje de los Tres Ángeles

Apocalipsis 14:6-12
6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.
9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

VISITAS