Elena G. de White escribió:

“No cerrará el tiempo de gracia hasta que el mensaje haya sido proclamado con más claridad. La ley de Dios ha de ser magnificada [...] El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que terminará la obra del tercer ángel”. Joyas de los Testimonios (JT), vol. 2, (Bs. As.: ACES, 1956), pp. 373,374
Pero el perdón tiene un significado más abarcante del que muchos suponen. Cuando Dios promete que “será amplio en perdonar”, añade, como si el alcance de esa promesa fuera más de lo que pudiéramos entender: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.19 El perdón de Dios no es solamente un acto judicial por el cual libra de la condenación. No es sólo el perdón por el pecado. Es también una redención del pecado. Es la efusión del amor redentor que transforma el corazón. David tenía el verdadero concepto del perdón cuando oró “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí”. También dijo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones”.20 {DMJ 97.2}
https://egwwritings.org/?ref=es_DMJ.97.2&para=175.533

Satanás les ofrece a los hombres los reinos del mundo si ellos le ceden la supremacía. Muchos hacen esto y sacrifican el cielo. Es mejor morir que pecar; es mejor padecer necesidad que defraudar; es mejor pasar hambre que mentir.—Testimonies for the Church 4:495 (1880). {EUD 121.4}

viernes, 14 de febrero de 2020

La resurrección de Cristo y la nueva vida


La resurrección de Cristo y la nueva vida, 14 de febrero

El ladrón no viene sino para hurtar, y matar, y destruir: yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10. FV 53.1
“Su resurrección es figura y garantía de la resurrección de todos los justos muertos.”—El Deseado de Todas las Gentes, 716. FV 53.2
“El que dijo: ‘Yo pongo mi vida para volverla a tomar,’ salió de la tumba por la vida que había en él. La humanidad murió; la divinidad no muere.”—The S.D.A. Bible Commentary 5:1113. FV 53.3
“Únicamente el que es uno con Dios podía decir: ‘tengo poder para poner mi vida y tengo poder para volverla a tomar.’ En su divinidad, Cristo poseía el poder de quebrar las ligaduras de la muerte.”—El Deseado de Todas las Gentes, 716. FV 53.4
“Está investido con el derecho de dar la inmortalidad. La vida que él depuso en la humanidad, la vuelve a tomar y la da a la humanidad. ‘Yo he venido, dijo, para que tengan vida y para que la tengan en abundancia.’”—Ibid. 717. FV 53.5
Cristo es la vida. El que pasó por la muerte para destruir a aquel que tiene el imperio de la muerte es la fuente de toda vitalidad. Hay bálsamo en Galaad, y médico allí. Cristo soportó una muerte atroz bajo las circunstancias más humillantes, a fin de que tuviésemos vida. dio su preciosa vida para vencer la muerte. Pero se levantó de la tumba, y las miríadas de los ángeles que vinieron a contemplarle mientras recuperaba la vida que había depuesto, oyeron sus palabras de gozo triunfante cuando, de pie sobre la tumba abierta de José, proclamó: ‘Yo soy la resurrección y la vida.’”—Testimonios Selectos 4:320. FV 53.6
“La resurrección y la ascensión de nuestro Señor es una prueba segura del triunfo de los santos sobre la muerte y el sepulcro, y una garantía de que el cielo está abierto para los que lavan su carácter y lo emblanquecen en la sangre del Cordero.”—Testimonies for the Church 9:286. FV 53.7

No hay comentarios:

Publicar un comentario